Razones por las que el marketing tradicional sigue siendo importante (incluso aunque muchos crean que ha muerto)

Si bien frente al gran auge que ha tenido internet y las herramientas digitales en los últimos años muchos han pensado que el marketing tradicional ha muerto o está apunto de desaparecer, aún en el caso de que un negocio esté basado 100% en la web puede beneficiarse en gran medida de las técnicas tradicionales de marketing y necesitar incluso apoyarse en estas eventualmente. Conozca algunas razones por las cuales deberían hacerlo.

5 Acciones para mejorar la comunicación con tus clientes

Cuando se trata de crear vínculos más estrechos con los clientes, lograr su satisfacción y también su fidelidad, existen algunas acciones de comunicación que por simples que parezcan, pueden tener un impacto favorable en cada una de estas cuestiones y también por supuesto en los resultados del negocio. Conozca 5 que puede empezar a implementar desde ya.

Cómo evitar que los empleados pierdan la motivación por cuenta de la rutina

Si bien las rutinas en sí mismas no son malas y de hecho definirlas puede ser clave para ayudar a los empleados a hacer un mejor trabajo e incrementar su productividad, si con el tiempo no se modifican ni se le hacen ajustes, pueden volverse monótonas y llevarlos a perder la motivación. Conozca cómo evitar esto.

Recomendaciones para evitar que sus notas de prensa pasen desapercibidas

Pese a que internet ha abierto nuevos canales de comunicación para las empresas, a nivel de relaciones públicas los medios tradicionales todavía siguen siendo importantes para estas, y las notas de prensa, como formas de llamar su atención, no lo son menos. Conozca algunas recomendaciones para que no queden en el olvido.

La felicidad en el trabajo también depende de los empleados, no sólo de las empresas

Además de los esfuerzos de las compañías por ofrecer espacios de trabajo donde nos sintamos realizados, crear un buen clima en el trabajo también depende de los empleados. Para ellos esto puede implicar desde ser buenos líderes (en vez de un buenos jefes); hasta buscar ser cada día mejores no sólo en el trabajo, sino también en sus relaciones con los demás.