Cómo evitar que los empleados pierdan la motivación por cuenta de la rutina

Tanto a nivel personal, profesional y de negocios, la rutina puede llevar a que se pierda el sentido o el significado hacia algo.

Bien sea que estemos hablando de una relación de pareja, la vida laboral o las relaciones con los clientes, es muy posible que de no tomarse las acciones que sean necesarias, la monotonía del día a día y la falta de novedad, lleven estas cosas a un punto crítico haciendo que como resultado se produzca una crisis profunda que termine poniendo fin a lo que sea que esto pueda llegar a afectar: la ruptura o separación (tristemente) en el caso de una pareja de esposos, el fin de la relación comercial en el caso de una empresa con sus clientes, o el término del vínculo laboral si nos referimos a un empleado y la compañía en la cual trabaja.

Ahora bien, teniendo en cuenta que en el caso de las empresas el hecho de que se vuelvan rutinarias ciertas cosas puede ser bastante problemático y ocasionar importantes inconvenientes, en este artículo trataremos de explicar cómo pueden éstas evitar que esta cuestión les juegue una mala pasada (especialmente en la relación con sus empleados).

La rutina con los clientes y las formas de evitarla

Antes de entrar a hablar sobre el tema principal que nos ocupa dentro del presente post, es importante considerar también el asunto que estamos tratando en relación con los clientes.

Entendiendo la rutina en este sentido como el enfriamiento que se produce cuando fuera de la promesa básica, y de ofrecer un producto o servicio con los mínimos estándares de calidad y servicio esperados por los clientes, se hace poco o nada por ir más allá de sus expectativas y cultivar la relación con ellos, no sólo es necesario que las empresas traten de salirse de ésta entregando una experiencia que logre sorprenderlos y los deje encantados desde el principio, sino que adicionalmente, como ocurre con cualquier relación de pareja, es necesario mantener el vínculo con detalles que nos permitan reconquistarlo permanentemente con cada compra que realice o sin que siquiera lo haga.

Para ello algunas ideas como las 45 que se mencionan en este artículo para sorprender y deleitar un cliente, o estos 10 principios para crear experiencias memorables, pueden ser el antídoto que le permita romper con la monotonía en sus relaciones con los clientes y mantener el vínculo con ellos vivo por mucho tiempo. Adicionalmente el libro Detalles que Enamoran de David Gómez, es otro muy buen recurso que puede brindarle una ayuda invaluable en este sentido.

Dicho esto, y sabiendo que tan importante como evitar caer en la monotonía en las relaciones con los clientes lo es que los empleados caigan en algo similar y pierdan la motivación a causa de la rutina, a continuación profundizamos un poco más sobre las razones por las cuales es importante que toda compañía se preocupe por este tema, y adicionalmente proponemos algunas acciones e iniciativas que éstas pueden llevar a cabo para evitar que esto impacte negativamente en su estado de ánimo.

Razones por las que debe evitar que los empleados sean presa de la rutina

Como decíamos en el título y al inicio del post, la rutina con el tiempo puede hacer que los empleados pierdan la motivación y llevarlos al punto de no encontrarle sentido y significado a lo que hacen de no tomarse ciertas precauciones.

Esto quiere decir que si bien el trabajo de la mayoría de los empleados puede estar definido entorno a rutinas diarias, semanales, mensuales, trimestrales, etc., esto no puede llegar a tal punto de influir negativamente en ellos, ni afectar su buena disposición con todo lo que eso puede significar.

Por esta razón, para minimizar el impacto que la rutina ejerce sobre los empleados, y evitar que esto afecte negativamente su rendimiento, así como el servicio y la atención que dan a los clientes (haciendo que como resultado todo esto las lleve a considerar otras opciones en términos laborales), las siguientes son algunas precauciones que se pueden tomar con el fin de lograr esto.

Para evitar que los empleados pierdan la motivación a causa de la rutina…

Dele un mayor sentido y significado a su trabajo

Aparte de la retribución que reciben las personas por su trabajo, una de las cosas que puede ayudarles a mantener el ánimo y la motivación arriba aún a pesar de la rutina, es darle un significado y un sentido superior a lo que hacen. Para lograr esto cosas como tener una cultura organizacional muy bien definida en cuanto a misión, visión y valores, y entorno a la cual gire el negocio y cada una de sus actividades, puede ser fundamental si también se conecta con los valores y creencias de cada empleado. Adicionalmente el hecho que también las organizaciones lleven a cabo programas de responsabilidad social y les permitan a los empleados participar en ellas, puede darle un mayor sentido a su trabajo haciendo que la rutina y el estrés cotidiano cobren un mayor significado.

Haga cambios en la oficina de forma esporádica

Aparte de tener un lugar de trabajo agradable, organizado y limpio, el realizar con frecuencia cambios en la decoración o en la ornamentación de las oficinas, aprovechando de paso las distintas temporadas y fechas especiales que se presentan a lo largo del año, pueden ser buenas formas de introducir cambios que ayuden a combatir la monotonía del día a día, y adicionalmente logren causar un buen impacto en los empleados desde el punto de vista anímico. Naturalmente, el aprovechar también las fechas especiales como excusa para celebrar estos momentos y hacer que los empleados tengan un rato de esparcimiento, puede también tener una gran contribución en este sentido.

Simplifique al máximo los procesos 

La rutina puede ser bastante dura y estresante para los empleados como para que aparte de todo se mantengan procesos engorrosos y que incluso pueden carecer de sentido para estos. Por esta razón para evitar que disposiciones absurdas y políticas burocráticas ejerzan un impacto negativo en su rutina y en su estado de ánimo, mantener los procesos tan simples y fáciles como le sea posible puede ayudar en gran forma dentro de su cotidianidad.

Apóyese en la tecnología 

La tecnología está cambiando en gran medida las formas de hacer las cosas. Hoy en día existen una gran cantidad de herramientas entre pagas y gratuitas que pueden facilitarle la vida a los empleados, al tiempo que ayudarles a hacer un mejor trabajo y conseguir mejores resultados.

Busque con ellos nuevas y mejores formas de hacer las cosas 

Escuche sus ideas y valore sus opiniones aprovechando su conocimiento y experiencia para definir conjuntamente nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Preocúpese de vez en cuando por sus asuntos personales

Para las personas puede suponer un gran esfuerzo llevar a cabo sus tareas rutinarias cuando las cosas en lo personal no están bien y están atravesando por otros problemas adicional a los que ya tienen en el trabajo. Por este motivo preocuparse por lo que ocurre con los empleados en la parte personal, y no sólo por asuntos relacionados con el trabajo, puede ayudarles a hacer más llevadera su rutina en la empresa cuando no se encuentren pasando por un buen momento y darles una sensación de confianza y apoyo.

Trate de mantener un ambiente de camaradería entre los integrantes de los equipos

Cómo líderes, las personas que tengan a su cargo el manejo de equipos deben tratar que haya una sana convivencia entre cada uno de sus integrantes y hacer que cosas como la colaboración, la transparencia y el buen trato entre los integrantes sean pilares fundamentales para que la rutina en el trabajo sea más llevadera.

Nunca deje de reconocer y aplaudir los logros de los empleados

Para cualquier individuo es clave sentirse importante y saber que su contribución cuenta en los resultados. Esta es quizá la única costumbre o la única rutina que se debería mantener inalterable.

La rutina en sí no es mala, lo malo es no hacer nada para hacerla más amena

Especialmente cuando se trata de asuntos relacionados con el trabajo, las rutinas son necesarias. De hecho estas son clave para estandarizar procesos y hacer más efectivo nuestro trabajo (por ejemplo acá puede ver cómo diseñar una rutina de marketing). Sin embargo así como son de necesarias, también se requiere modificarlas eventualmente y hacerles algunos ajustes no sólo para mejorarlas y hacerlas más efectivas, sino para evitar que con ellas caigamos en la monotonía y ello nos lleve a perder la motivación.

    Administrador de Empresas, emprendedor, blogger y especialista en marketing de contenidos. Community Manager de Bien Pensado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *