Nuggets de Mercadeo: Por qué facilitar la vida atrae clientes (pavo con termómetro, pescado precocido y milanesa para tostadora)

Listtos

Milanesa apanada lista para meter a la tostadora. Ideal cuando los hijos llegan con amigos sin avisar.

Pavo con termometro

Pavo condimentado y listo para hornear, con termómetro que avisa cuando está listo.

Pescado condimentado congelado

Trucha lista para cocinar según la preferencia. Para consumidores que aprecian la simplicidad y el ahorro de tiempo.

Pequeñas diferencias en la presentación del producto pueden crear toda una nueva categoría.

Pagamos por lo que nos hace la vida más fácil, por lo que nos ahorra tiempo y por lo que nos minimiza el esfuerzo.

Los beneficios intrínsecos de producto ya no son la más importante razón de preferencia, sino todos los beneficios colaterales y valores agregados los que hacen que prefiramos una marca sobre otra.

Seguramente todas las marcas de pavo son buenas. Seguramente todos los pescados congelados que nos ofrecen en el supermercado cumplen unos mínimos estándares de calidad. Ahí no está la diferencia. Un pavo es un pavo y un pescado es un pescado.

¿Cómo pueden entonces diferenciarse estos commodities? Entendiendo que la diferencia ya no está en el producto. Está en la forma de presentar el producto.

Pavita Sadia ofrece el pavo condimentado y listo para hornear, con termómetro automático que avisa cuando está listo.

La trucha Sea Gold de Goodies tiene el mismo principio. Viene de una vez con los ingredientes y los condimentos, lista para echar a la sartén. (Además de dar ideas de consumo).

Listtos es el clásico ejemplo del mismo producto presentado de manera diferente. Milanesa de pollo lista para meter a la tostadora, calentar y servir. Una forma diferente, práctica y divertida de presentar algo tradicional. No es el qué, es el cómo.

Para algunos este tipo de presentaciones pueden ser poco atractivas. Se pierde la magia del proceso y la elaboración. No son el mercado objetivo. Para todos los demás, facilita la vida.

En ambos casos manejan un mensaje simple, claro y directo.

La diferenciación está cada vez más en el cómo y menos en el qué.

Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *