La Pequeña Granja: Negocio que nace de las montañas

Un ejemplo de emprendimiento sostenible en Costa Rica

Productos La Pequeña Granja

Hace poco me encontré con estos productos en Costa Rica. Una linea completa de cosméticos derivados de leche de cabra, con una historia muy particular. No solo por su origen, sino por la forma como comunican sus diferenciales basados en los procesos: Jabones 100% naturales, hechos a mano y secados al sol, siendo carbono neutral.

Muchas marcas utilizan sus procesos naturales como argumento de ventas; no obstante la forma como La Pequeña Granja cuenta la historia de cómo llegan a desarrollar sus productos y por qué lo hacen, crea una percepción distinta:

La Pequeña Granja es el lugar donde mi esposo, Ettore y mis hijos, Kervin y María del Milagro vivimos. Ubicada en las montañas de la vertiente del Pacífico del Valle Central de Costa Rica, fue la tierra que nos encantó y aquí decidimos desarrollar nuestro proyecto de vida: auto-producir gran parte de lo que necesitamos en armonía con la naturaleza.

Por tanto, nos pareció que la cría de cabras representaba una economía sostenible ya que no se altera los delicados equilibrios del ecosistema tropical.

Investigando, buscando y probando, una y otra vez, logramos crear productos gastronómicos y cosméticos, no sólo totalmente naturales sino también de excelente calidad.

Ahora, después de tantos años, Ettore, Kervin, María del Milagro y yo podemos decir: ¡sí se puede!

Rossella”

Familia de La Pequeña Granja

Como tantas cosas en la vida, la necesidad es madre de la creatividad. El interés de esta familia de vivir bajos sus propios principios los llevó a encontrar caminos económicamente viables. Con todos los beneficios de la leche de cabra y un amplio portafolio encontraron su propio espacio en el mercado. Sus productos incluyen jabones tropicales, jabones terapéuticos, cremas nutritivas, gel de ducha y varias opciones incluso para el mercado hotelero. Todo a base de leche de cabra.

Esta empresa ambientalmente sostenible es un ejemplo de que, como ellos mismos dicen, cuando se quiere se puede.

Exhibición de La Pequeña Granja en el aeropuerto de San José de Costa Rica

 


Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *