¿Se siente buen vendedor? Intente vender una ciudad

Invest in Bogotá: Un laboratorio empresarial que transforma vidas

Las ciudades son el reflejo directo del comportamiento de una sociedad, en ellas palpitan los sueños y las ambiciones del conjunto de almas que las habitan. Las ciudades se transformaron en los monumentos contemporáneos que sostienen el tejido del desarrollo actual del mundo, y el cúmulo de emociones termina dándole a cada una de ellas una personalidad particular, como a cualquier persona, que a su vez se ve reflejada en sus deseos y proyección histórica. Pues bien, como hay empresas dedicadas a comercializar la imagen de un artista, hay quienes se dedican a desarrollar estrategias para que ciudades como Bogotá, tengan la posibilidad de crecer usando todo su potencial. Esta es la historia de Invest In Bogotá, contada por su Director Ejecutivo Juan Gabriel Pérez, quien le concedió una entrevista a Bien Pensado.

Una breve introducción

Hace 11 años vio la luz una alianza público-privada entre la Cámara de Comercio de Bogotá y el Distrito Capital, con el propósito de traer más inversión extranjera directa para la ciudad: Invest in Bogotá.

Desde sus inicios y hasta la fecha, Invest in Bogotá, acumula más de 250 proyectos con inversiones que superan los US$1.800 millones, generando a su vez 30.000 empleos directos. Cifras que acaban de ser reconocidas por el fDi Strategy Awards 2017, donde la ciudad obtuvo el segundo puesto en la categoría de inversión por retorno de personal, antecedida por Cracovia.

Este proyecto es más que una vitrina para dar a conocer la cara amable y bonita de la ciudad. Tiene, entre otros objetivos de trabajo, apoyar y dar respaldo a las iniciativas de negocio que puedan recibir inversión desde el extranjero.

Los servicios generales prestados por esta alianza se dividen de la siguiente forma:

Durante la fase de exploración

  • Información general, sectorial y a la medida.
  • Preparación de agendas para conocer las oportunidades que ofrece la ciudad.
  • Visitas a inversionistas instalados.
  • Reuniones con proveedores de servicios profesionales.
  • Reuniones con universidades y centros de capacitación.
  • Reuniones con autoridades gubernamentales.

Durante la fase de instalación

  • Orientación general para la puesta en marcha de operaciones.
  • Asistencia con trámites y regulaciones.
  • Contactos con potenciales proveedores y socios.

Durante la fase de operación

  • Seguimiento a la evolución de su negocio.
  • Acompañamiento en la expansión de sus operaciones.
  • Encadenamiento con otras empresas.
  • Acciones para el mejoramiento continuo del clima de negocios.

Crédito. Bien Pensado, Carlos Ayala.

La Entrevista

En Invest in Bogotá nos contaron las cualidades de esta capital frente a otras ciudades en el continente, para ser comercializadas, junto con los emprendimientos que se desarrollan en ella. También nos explicaron las alianzas estratégicas. Esta es su historia contada por ellos.

Entrevista con el Director Ejecutivo de Invest in Bogotá, Juan Gabriel Pérez

Carlos Ayala (Bien Pensado): ¿Cómo nace esta iniciativa?

Juan Gabriel Pérez (Invest in Bogotá): Esta es una iniciativa que nace hace 11 años. En el año 2006 se crea Invest In Bogotá como una alianza público-privada que busca promover la inversión extranjera directa y ayudar a la transformación de ciudad en unos sectores estratégicos para Bogotá y su región. Después de estos 11 años las cifras son muy alicientes y realmente lo que a nosotros nos motiva es trabajar para esta ciudad que es una maravilla, que tiene un potencial económico gigante, y sobre todo, que tiene una gente que nos ayuda y nos facilita la venta de la ciudad.

En esos años han pasado cerca de 280 proyectos con más de US$2.000 millones de inversión extranjera esperada y una generación de más de 30.000 empleos directos; es decir, uno de cada cuatro proyectos que han llegado en los 11 años, han pasado por Invest In Bogotá, tiene inversión extrajera directa, y más o menos uno de los cinco empleos directos generados por las empresas que han invertido en Bogotá los hemos atendido nosotros. Entonces es una entidad muy proactiva que no se queda esperando que lleguen las empresas, sino que salimos a buscarlas en los sectores que realmente nos interesan para ese desarrollo económico y social de la ciudad.

Carlos Ayala (Bien Pensado): ¿Cómo se hace para vender una ciudad como Bogotá, una ciudad que no es fácil, con muchísimas preocupaciones, con expectativas no cumplidas? ¿Cuál es el diferencial de una ciudad como Bogotá?

Juan Gabriel Pérez (Invest in Bogotá): Bueno, lo primero que uno tiene que hacer es conocer bien la ciudad. Y yo creo que a muchos bogotanos nos hace falta conocer más la ciudad.

Vender a Bogotá empieza por decir que es una ciudad de un tamaño económico tan grande como un país como Ecuador, más grande que Uruguay, Paraguay o Panamá o Costa Rica. Es una ciudad que por sí misma tiene un poder económico gigante, con una economía que ha venido creciendo en los últimos años a un promedio superior incluso al 4%. Estamos en un momento de inflexión, pero estamos seguros que esto va a ser algo que va rebotar y nos va a seguir llevando a la senda de un crecimiento importante, que jalone además el crecimiento del país.

Una ciudad que tiene una clase media pujante, potente… El 50% o 51% de la clase media del país está en Bogotá y eso pues también muestra lo interesante de un mercado como el nuestro. Y tal vez dos aspectos adicionales a parte del poder o del potencial económico, es que Bogotá está en una situación privilegiada; muchos países o muchas ciudades pueden decir lo mismo, pero no hay sino que mirar un mapa y ver que Colombia está en el centro de las tres Américas, y Bogotá está en el centro de Colombia. El Aeropuerto Eldorado, por ejemplo, es un factor de competitividad fundamental. Es el aeropuerto que más mueve carga de América Latina y el tercero que más mueve pasajeros… Y ahí vemos que hay un potencial gigante.

Porque las empresas que antes pensaban en Miami como un lugar para vender en América Latina hoy piensan en Bogotá y algunas se instalan aquí, sin tener mercado en Colombia aún. Entonces, esa ubicación estratégica para nosotros es clave. El aeropuerto, la conectividad: seis horas máximo a cualquier capital latinoamericana, incluso, con ciudades importantes de Estados Unidos.

El tercer factor, para mí, uno de los más importantes, es el recurso humano. Bogotá tiene 116 entidades de educación superior, todos los años más de 100.000 personas, 126.000 personas es el registro este año, van a estudiar a estas entidades. El 30% son de postgrado, tenemos el 33% de técnicos y tecnólogos del país y el 46% de los PHD’s. Entonces ahí tenemos un recurso humano para la investigación, para la gerencia, para la operación, para todos los aspectos claves de una compañía. Es una ciudad que en su componente se ha ido mucho hacia el sector de los servicios, 62% del PIB se ha ido a este sector; y acá están llegando grandes jugadores de nivel mundial para utilizar ese recurso humano, esa ubicación estratégica, para exportar a otros mercados en temas de BPO (Business process outsourcing), software, etc.

Centros de servicios compartidos es una de las grandes apuestas que tiene la ciudad en inversión extrajera directa y yo creo que esos son los factores que no los vemos, cuando se nos hace paisaje y nos concentramos en las dificultades que tenemos, que desde nuestro punto de vista, también se vuelven oportunidades de negocio. Por ejemplo, un tema como movilidad es una oportunidad de negocio.

Carlos Ayala (Bien Pensado): ¿Cuáles han sido sus principales obstáculos a vencer y cómo los han superado?

Juan Gabriel Pérez (Invest in Bogotá): Pues mira, yo creo que no es para nadie un secreto que tal vez los dos temas, que son los dos mayores desafíos de la ciudad son seguridad y movilidad.

Esos dos factores salen, incluso, en una encuesta que les hicimos a los empresarios nacionales e internacionales sobre cuáles eran los principales obstáculos para invertir más… Y salen esos dos.

Hoy la ciudad, es una ciudad que le está haciendo una gran apuesta a toda la movilidad. Incluso ayer tuvimos una reunión con el Alcalde (Enrique Peñalosa), donde tuvimos la posibilidad de analizar hacia dónde va la ciudad, en esos aspectos de movilidad, de seguridad, desafíos claves.  Y ahí vemos nosotros que hay grandísimas oportunidades de negocios, por ejemplo: El Metro de Bogotá, hoy ya no es un sueño, estamos muy… Yo digo que estamos en 95 centímetros del Metro, ya estamos muy cerca a que salga una propuesta por parte de la empresa Metro, de cuál será el modelo y hay jugadores internacionales muy interesados en ayudarnos a construir el metro que la ciudad requiere.

El metro le va a dar a la ciudad una dinámica; va a ser una inversión de más de US$3.000 millones, para la ciudad, y esto va a generar una oportunidad para muchas otras cosas. Cómo generarle valor al metro, cómo generarle mayor conciencia al ciudadano de usar efectivamente el transporte público y no el vehículo particular, cómo tenemos hoy una vocación en la ciudad para las bicicletas.

Esas dificultades se convierten en oportunidad. Hablemos, por ejemplo, de los emprendimientos que tiene la ciudad, a mí me gusta destacar dos, una que es Tappsi, que parte de la falta de confianza en el servicio de transporte del taxi y tener la posibilidad de tener una persona que ya está calificada y a la que se le puede ver el ránking, etc. Tener la posibilidad incluso de pago por medio de tarjetas de crédito, esa empresa es ya hoy, partiendo de una necesidad que cubre unas dificultades, un modelo de negocio que sale a otras ciudades de Colombia e incluso al exterior.

La otra es Rappi, que con la escasez de tiempo libre y más en una ciudad como la nuestra, pues la gente está dispuesta a pagar un poquito para tener un buen servicio; y cómo poner a unas personas que les sobra tiempo para que ayuden a contribuir con unas personas que les falta tiempo. Eso hace un click a través de una plataforma tecnológica y vuelve esto una oportunidad en la que Rappi ya no sólo está en Bogotá, sino que está abriendo negocio en México y en otros mercados importantes.

Entonces esas dificultades también se vuelven un laboratorio para poder tener oportunidades de negocio interesantes.

Carlos Ayala (Bien Pensado): ¿Qué decirles desde Invest In Bogotá a esos empresarios que están empezando, que se están consolidando, para que se animen y que puedan decir con seguridad esta es una buena ciudad para invertir?

Juan Gabriel Pérez (Invest in Bogotá): Pues yo lo que creo es que acá hay un mercado gigantesco. O sea, Bogotá y su región, somos 10.5 millones de habitantes. Tenemos cerca del 30% del Producto Interno Bruto del país, que eso es una tercera parte de la economía de Colombia. Entonces, Bogotá es una ciudad laboratorio donde si un negocio funciona bien, es muy fácil escalarlo a otras capitales latinoamericanas, y a otras ciudades de un tamaño importante, incluso en Colombia.

Yo creo que gracias a esas entidades de educación superior, al talento humano, se están generando unas labores importantes para generar un ecosistema de emprendimiento que la ciudad requiere en las universidades, en la Cámara de Comercio, en diferentes espacios y actores que están trabajando en el tema, porque Bogotá es una excelente ciudad para iniciar proyectos de emprendimiento.

Por ejemplo, una empresa nuestra o que hemos apoyado es WeWork, que lleva dos meses en Bogotá. Nació el primero de octubre de este año, es una empresa que dice que es la principal empresa inmobiliaria del mundo sin tener un metro cuadrado; es como Uber que tiene miles de carros en el mundo, pero no es propietario de ninguno, pero esto es con el tema de pensar justamente en esas fortalezas que a veces tiene la ciudad y que no las vemos, que alguien necesita que las junte y empezamos a crear una transformación importante. WeWork en Bogotá ya tiene un primer edificio que lanzó el primero de octubre, edificio que tienen ya con más de 1.000 personas, que trabajan en co-working y donde el 70% de las personas que trabajan allí, hacen negocios entre ellos.

Ese tipo de cosas, es increíble que en Bogotá peguen tan rápido. Es una ciudad donde ya se acaba de pre inaugurar del segundo edificio, que es en la Séptima con Calle 116, al lado del Centro Comercial Hacienda Santa Bárbara y ya hay espacios pre-vendidos y se empiezan a generar unas comunidades que aprovechan el emprendimiento, el trabajo colaborativo. Las dificultades de una ciudad donde cada vez cuesta más movilizarse, pues uno debería estar cerca de su lugar de trabajo, y muchas veces no es tener una oficina, sino tener un sitio donde uno pueda trabajar en un escritorio con un buen internet, pero sobre todo, tener un buen ambiente de contactos claves.

Y eso también está pasando en la ciudad. WeWork espera en dos años tener seis edificios funcionando, después de ver que en tres meses llevamos dos, pues creo que van a superar con creces sus expectativas.

Carlos Ayala (Bien Pensado): Finalmente, denos tres tips para empresarios que quieren hacer parte de Invest In Bogotá.

Juan Gabriel Pérez (Invest in Bogotá): Bueno, nosotros, nuestra fortaleza, es promover la inversión extranjera directa, es decir empresas internacionales que quieren invertir en nuestra ciudad. Ahí lo que nosotros hacemos es trabajar con un foco y como le decía anteriormente, con pro actividad.

Entonces, tenemos cinco áreas de especialización, dos en servicios, una que va muy orientada a servicios de base tecnológica, conocimiento, IT, BPO, servicios compartidos, otra que va a las industrias creativas, donde estamos trabajando todo el tema de producción de cine, televisión, postproducción, videojuegos, animación digital, etc. Todo un sector donde están llegando grandes jugadores del mundo a nuestra ciudad a aprovechar el talento humano y todo lo que hemos venido conversando. Dos en manufacturas, una muy orientada a ciencias de la vida: dispositivos médicos, farmacéutica, cosméticos, servicios de salud, con un potencial gigante de exportación desde Bogotá. Y otro tema en manufacturas livianas, donde hay un alto componente de exportación, donde son manufacturas que puedan volar bien por avión, donde aprovechen este mercado ampliado, sino que aprovechen todo el país como una oportunidad de negocio; ahí estamos trabajando con alimentos procesados, materiales de construcción y otros productos.

Tenemos un área que está apoyando los grandes proyectos de ciudad, como el metro de Bogotá, como las troncales de Transmilenio que se nos vienen, como la renovación urbana del centro de la ciudad. El CAN, por ejemplo, el Centro Administrativo Nacional, y se han adelantado reuniones donde se establece cómo la inversión extrajera ayuda al desarrollo de esos grandes desafíos de ciudad.

Ahí van a haber muchas oportunidades para mucha gente en el campo laboral, cuando lleguen esos proyectos. Pero también trabajamos con aliados estratégicos que le pueden ayudar a esas empresas acá, para que se instalen. Y ahí nosotros tenemos una red de aliados importantes. Porque nuestra labor va, hasta que las empresas toman la decisión de invertir y luego cuando ya necesitan donde ubicarse, necesitan contadores, abogados, necesitan quién les enseñe temas, como dónde buscar el personal o a asesorarlos o un outsourcing contable, etc. En todo eso, tenemos una red de aliados, entonces ahí también puede haber oportunidades para que las empresas que tienen una buena trayectoria se vinculen a apoyar estas compañías nuevas que están llegando y entre todos ayudamos a sacar adelante estos proyectos que son de mayor envergadura para la ciudad.

La invitación de Invest in Bogotá es a hacer parte de alguna de las áreas mencionadas e involucrarse en el circuito de ideas de negocio que puedan ser usadas o replicadas en la región.

Lecciones que nos deja Invest In Bogotá

  1. No hay nada invendible. A pesar de que Bogotá puede ser pensado como un producto espinoso, queda claro que nunca es el qué, es el cómo y en el conocimiento detallado está el secreto de la comercialización.
  2. La venta de cualquier producto o servicio está atada a campañas adecuadas a la personalidad del mismo. Cada marca requiere construcción a partir de sus diferenciales.
  3. No le de miedo comparar. Ese será su punto de referencia. Invest In Bogotá usa como uno de sus puertos de referencia a otras ciudades y capacidad económica.
  4. Se lee lógico hasta el agotamiento, pero, use todas las herramientas que encuentre a su mano. Busque los diferenciales en la capacidad de escoger servicios para brindar.
  5. No menosprecie las ideas, no importa de dónde vengan. En los problemas hay una lista de ideas para ser solucionadas y depende de su habilidad para resolverlas, por lo tanto, en su capacidad de transformarlas en una fuente de recursos útiles.

Artículos Relacionados

    Periodista e investigador económico de Bien Pensado. Historiador, escritor y autor de novelas (El Instalador-Manual de Levitación Magnética) y cuentos de ciencia ficción (Relojes que no marcan la misma hora) y género negro. Cofundador del movimiento literario Las Filigranas de Perder. Ha estado vinculado a distintos medios periodísticos, y cree profundamente que la historia de una sociedad se transforma reconstruyendo su imaginario a partir de nuevas propuestas narrativas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    2 thoughts on “¿Se siente buen vendedor? Intente vender una ciudad

    1. Muy interesante, además motivador el artículo sobre Como Vender a una Ciudad como Bogotá, porque nos deja muchos mensajes acerca del potencial de mercado que tenemos en la Capital que ha servido a nuevos modelos de negocios exitosos, Felicitaciones!.