Soy princesa siendo yo: El impacto social de las marcas

Disney cambia el concepto de princesa para empoderar a las niñas

Soy princesa siendo yo

La responsabilidad de las marcas va mucho más allá de la evidente relación con sus mercados. Algunas marcas tienen un gran impacto en todos los que se reflejan en ellas, en sus filosofías, mensajes y principios. Pasa como con los artistas o deportistas famosos. Sus fans tienden a imitar y replicar las conductas, formas de vestir, cortes de pelo y demás elementos que los representan. Implica una gran responsabilidad, porque para bien o para mal, nuestra sociedad se moldea con base en lo que muchas marcas comunican.

Disney utiliza el poder de sus princesas para empoderar

Atrás quedaron las épocas donde ser princesa era sinónimo de realeza y de fastuosas celebraciones alejadas de la cotidianidad. La cultura de princesas que nos ha acompañado por varias décadas, ha cambiado la simbología de las coronas por el coraje y la determinación de quienes las portan.

Es así como con la iniciativa #SoyPrincesaSiendoYo, Disney empieza a empoderar a las niñas usando las analogías y el coraje de cada una de sus princesas; que más que princesas, reflejan lo que cada una puede lograr. Exaltan sus destrezas y habilidades para inspirar a cada niña a lograr lo que quiera lograr, basando sus mensajes en la perseverancia, el esfuerzo y la disciplina.

El espíritu luchador de Mérida, la tenacidad de Rapunzel, la disciplina de Mulán, o la curiosidad de Ariel, son analogías de las actividades cotidianas de las niñas, donde con dedicación y trabajo, logran todo lo que se propongan. Esas son las princesas dignas de imitar y que moldean el espíritu de las próximas generaciones.

El compromiso Disney

Más allá de las princesas, Disney comulga con toda una filosofía: Hacer la diferencia en el mundo, apoyándose en el alcance global de cada una de sus producciones. Es así como además de su campaña Soy Princesa Siendo Yo, trabaja en una serie de frentes tan diversos como programación y proyectos ambientales, para afianzar aún más el impacto de su marca.

Todo esto lo resume en su iniciativa Compromiso Disney, donde promueve una cultura de igualdad, respeto, inclusión, investigación y ciencia, inspirando valores positivos en sus audiencias infantiles.

Compromiso Disney

La responsabilidad de su propia marca

Puede que su marca no sea tan reconocida como las princesas de Disney, pero sin lugar a dudas impacta un grupo de personas que confían en ella. ¿Cómo puede extender su alcance para que no sea solamente un producto o servicio, sino una filosofía, una forma de pensar o un estilo de vida digno de imitar?

Cada acción u omisión tiene un impacto. No lo subestime. Aproveche la oportunidad para cambiar la vida de cada persona que su marca toca y envíe un mensaje que vaya más allá de vender. No son solo negocios, es dejar una huella.


Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Soy princesa siendo yo: El impacto social de las marcas

  1. Bueno de siempre nos hemos ido manejando por las marcas y los productos, la gran ventaja que tiene Disney es que es fantástico. Todas esas películas, juguetes y fantasías que hacen que los niños puedan soñar despiertos.