Blockchain, más allá de las monedas virtuales: Aplicaciones para negocios

Tiene al mundo bursátil literalmente “patas arriba”, pero poco se habla de los servicios que la cadena de bloques presta

Bitcoin, Litecoin, Namecoin, las “coins” (monedas) más nombradas por todos los medios y que encabezan titulares a diario; Bitcoin, la que mantiene los ojos del mundo encima y que genera especulaciones a granel en el ámbito tradicional de la banca. Sin embargo, poco se menciona que la tecnología que sostiene a las llamadas criptomonedas va más allá de la eliminación de intermediarios en las transacciones virtuales. A continuación le dejamos un recorrido práctico en los intríngulis del Blockchain y sus beneficios a nivel empresarial, que pueden ser considerados como futuros diferenciales.

Guía práctica para los que no sabemos nada de Blockchain

Empecemos aclarando que el uso de este tipo de tecnología no es nuevo y que su desarrollo se gestó en los mismos albores de Internet. El primer trabajo de criptografía (Confidencialidad por medio de datos cifrados específicos) asegurado con una cadena de bloques o blockchain se adelantó en 1992 por parte de Stuart Haber y W. Scott Stornetta, quienes incorporaron los árboles Merkle, conocidos también como hash, al diseño de datos para mejorar la eficiencia en los documentos recogidos en un bloque de información. De forma sencilla: el blockchain es una forma de asegurar datos sin que estos sean dañados o alterados.

Pero ¿qué es el blockchain? Es una serie de eslabones que originalmente fue llamada cadena de bloqueo, y funcionaba como lista de registros en continuo crecimiento, llamados bloques, vinculados y asegurados mediante criptografía.

Ahora bien, cada uno de los bloques mencionados contiene típicamente un puntero de hash, que actúa como un enlace a un bloque anterior, a una marca de tiempo y datos de transacción. Por diseño, los blockchains son intrínsecamente resistentes a la modificación de los datos, haciendo que estos, no importa su tipo, se mantengan en manera más segura.

La publicación de Harvard Business Review sobre el particular lo describe como: “Un libro gigante abierto y distribuido que puede registrar transacciones entre dos partes de manera eficiente, verificable y permanente”.

Ahora bien, un blockchain es administrado por un par en red, compuesto por empresas o partes que se adhieren colectivamente a un protocolo para validar nuevos bloques. Una vez registrados, los datos en cualquier bloque no pueden alterarse retroactivamente sin la alteración de todos los bloques posteriores, y para lo cual es requerida la colaboración de la mayoría de la red a la que pertenece el bloque. Y es ahí donde radica la magia de este sistema, pues resulta casi imposible que alguno de los integrantes haga modificaciones de forma individual a los componentes de los bloques.

Conclusión: Blockchain es esencialmente una forma de intercambio de valor descentralizado que transfiere la confianza de un tercero a un colectivo de partes que están incentivadas para mantener la integridad del sistema, sea cual fuese, financiero o de información.

¿Cómo funciona blockchain a nivel de criptomonedas?

Al igual que un banco, blockchain mantiene un libro digital de transacciones históricas. Sin embargo, y a diferencia de los bancos tradicionales, se mantiene una copia del ledger o libro mayor del blockchain en cada nodo de una red informática distribuida. Las solicitudes de transacción se emiten a toda la red, y cada nodo actualiza su copia del libro mayor. Para realizar una transacción, debe tener una billetera digital o en papel. Cada billetera tiene una clave pública y privada. Para enviar monedas de una billetera a otra, se necesitan las claves públicas y privadas de la fuente y la clave pública del destino.

En este ámbito, esa forma de asegurar los datos elimina los intermediarios bancarios y se les otorgan atributos con el mismo nivel de importancia a todos los nodos acabando la centralización y convirtiéndose en una red de custodia distributiva.

*Nodo: Según la Real Academia de la Lengua en su acepción desde la física, es cada uno de los puntos de un cuerpo vibrante que permanecen fijos.

Otros usos de Blockchain

Ahora que ya tenemos un panorama general de cómo funciona el blockchain y su aplicación más sonada (criptomonedas), podemos explicar un poco sus diversos usos, además del mencionado.

Las posibilidades de la tecnología blockchain no se limitan a las aplicaciones financieras. Con la opción de acceso público o privado, blockchain se puede utilizar para enviar y recibir cualquier información de valor. Por ejemplo, en el cuidado de la salud, donde las redes de entrega integradas podrían permitir que los hospitales, farmacias y compañías de seguros accedan al historial médico completo de un paciente con permisos transferidos, incluyendo todos los registros del mismo. En el campo de los bienes raíces hay un gran potencial: los registros físicos del título de la tierra suelen mostrar varios propietarios y sus movimientos suelen ser de difícil rastrero para los gobiernos locales. Esto por citar un par de ejemplos cercanos y que se presentan a nivel global. Revisemos algunos casos específicos.

Contratos inteligentes

El término ‘contrato inteligente’ se acuñó por primera vez en 1993, pero recientemente se convirtió en un término interesante gracias a la publicación  del Proyecto Ethereum en 2013. El Proyecto “es una plataforma descentralizada que ejecuta contratos inteligentes: aplicaciones que se elaboran exactamente como se programaron sin posibilidad de tiempo de inactividad, censura, fraude o interferencia de terceros”.

Los contratos inteligentes son programas informáticos auto-automatizados que pueden cumplir los términos de cualquier contrato. En esencia, se trata de una garantía financiera mantenida en custodia por una red que se direcciona a los destinatarios, basado en eventos futuros. Las empresas podrán usar ‘contratos inteligentes’ para reducir los costos de un subconjunto de transacciones financieras más comunes. Lo mejor de todo esto, es que los contratos son inquebrantables.

Empresas como Slock, una plataforma de internet de las cosas, es habilitada por Ethereum, y utilizan esta aplicación para permitir a los clientes alquilar bicicletas donde quieran según lo acordado para acceder a las máquinas.

Seguridad alimenticia

La frase “De la granja a su mesa” podría convertirse en una realidad mediante el uso de la cadena de bloques para rastrear la producción de carne en todas las etapas de la cadena de suministro.

Muchos de los grandes minoristas de alimentos en el mundo están interesados ​​en esto, ya que la eficiencia para ellos significa más ganancias, pero también argumentan que representa alimentos más frescos para el consumidor final.

Registro de pasajeros

Varios aeropuertos de todo el mundo están buscando iniciar el uso del blockchain para ayudar en el procesamiento de información de pasajeros, como lo hace el Aeropuerto de Londres.

El grupo de viaje SITA cree que mediante el uso de tokens (monedas) individuales seguros, los viajeros pueden pasar a través de los aeropuertos y entre fronteras más fácilmente sin la necesidad de documentos de viaje múltiple, o con el uso de datos biométricos, que requieren menos datos personales.

La aplicación de este uso puede variarse según el requerimiento, citamos el de los aeropuertos debido a su tamaño y volumen informático.

Programas de fidelización

A medida que han proliferado los programas de fidelización en los servicios minoristas, de viajes y financieros, los consumidores terminan con una compleja red de puntos y opciones de canje, que generalmente no usan adecuadamente.

Pues bien, es allí donde empresas como Qiibee y Loyyal, con sede en San Francisco, Estados Unidos, aplican la tecnología blockchain para crear una plataforma de lealtad y recompensas universal, brindando a los consumidores acceso a todos sus programas en un solo lugar y proporcionando la facilidad para gastar puntos a través de diferentes esquemas.

Cadenas de suministro

Una startup británica llamada Provenance ha desarrollado una plataforma que utiliza blockchains para rastrear los orígenes de las materias primas en las cadenas de suministro globales. La compañía recientemente completó un proyecto piloto utilizando los bloques para rastrear atunes capturados en Indonesia a través de mensajes de texto de teléfonos móviles, enviados por pescadores, para descubrir si eran de origen ético y alentar la pesca sin esclavitud.

Pagos y licencias de música

Blockchain podría respaldar la transmisión instantánea y transparente de las regalías de los artistas, permitiendo distribuciones en tiempo real a escritores, productores, socios tecnológicos e incluso etiquetas cada vez que se reproduce una canción.

Lecciones para ser tenidas en cuenta del uso de tecnología Blockchain

  1. Todo es información y esta tiene un valor intrínseco que debe ser salvaguardado para un uso adecuado. ¿Ha reparado en cómo maneja su información y la disposición de ella para el futuro?
  2. La forma en cómo comprendemos el mundo está cambiando y las redes centralizadas se transforman en lugares colaborativos donde se busca el mayor beneficio.
  3. Donde hay información que comparten más de dos usuarios existe la posibilidad de usar una cadena de bloques.
  4. Es posible reducir costos de forma por medio de la utilización del blockchain eliminando intermediarios en el uso de la información.
  5. Es posible ayudar a mejorar los ecosistemas informacionales apoyados en las cadenas de valor en seguridad que provee el blockchain.

Blockchain explicado en menos de tres minutos:


Artículos Relacionados

    Periodista e investigador económico de Bien Pensado. Historiador, escritor y autor de novelas (El Instalador-Manual de Levitación Magnética) y cuentos de ciencia ficción (Relojes que no marcan la misma hora) y género negro. Cofundador del movimiento literario Las Filigranas de Perder. Ha estado vinculado a distintos medios periodísticos, y cree profundamente que la historia de una sociedad se transforma reconstruyendo su imaginario a partir de nuevas propuestas narrativas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *