Cómo puede el email marketing ayudar a optimizar una estrategia de comunicación

¿Alguna vez te has parado a pensar en lo importante que es la comunicación de una empresa?

Eres lo que comunicas y cómo lo comunicas. Da igual que tengas los mejores proveedores, que tus costes sean mucho más bajos que los de la competencia o que tu packaging sea el más atractivo de la estantería. Si no te comunicas correctamente con tus trabajadores y tus clientes, todo lo demás no vale nada.

Fijar una estrategia de comunicación no es una tarea sencilla, por lo que deberás esforzarte en que sea óptima. ¿Cómo abordar esta tarea?

Lo primero que deberás hacer será recordar tu identidad corporativa, es decir, tus valores y principios; aquello con lo que quieres que asocien los clientes a tu empresa.

El segundo paso es saber cuál es la imagen que tienes en el mercado haciendo un análisis objetivo y claro.

Por último, deberás saber lo que quieres proyectar como marca; saber hacia dónde orientar la imagen de la empresa y diseñar estrategias de comunicación acorde a ello.

¿Cómo optimizo mi estrategia de comunicación?

A la hora de fijar la estrategia de comunicación, debemos diferenciar dos tipos: la comunicación interna y la externa.

Comunicación interna: Fortalece las relaciones con tus colaboradores

Tan importante como la comunicación con los clientes es la comunicación corporativa (o interna) en un negocio. El flujo de comunicación en una empresa debe ser bidireccional; los de arriba deben saber las necesidades que tienen sus subordinados y los insights que obtienen al relacionarse con los clientes, y los empleados deben estar al día de las novedades de la empresa.

Para hacerlo sería ideal que a los trabajadores se les hiciera llegar información como objetivos de ventas, infografías o contenido curioso del sector. En definitiva, mantenerlos informados de cómo va el negocio y así involucrarlos más. Y una buena manera de comunicarte con tus trabajadores es mediante newsletters.

Con la comunicación interna, podemos aumentar la motivación y satisfacción de los trabajadores, lo que se verá reflejado en el nivel de servicio que tu trabajador dará a los clientes, viéndose esto traducido en una mayor satisfacción y fidelidad por parte de estos, lo que finalmente supondrá un aumento de beneficios.

2) Comunicación externa: Habla con tus clientes si no quieres desaparecer del mercado

La comunicación externa ha evolucionado en los últimos tiempos; el paso del outbound al inbound marketing es un hecho. Cada vez las empresas invierten menos en medios tradicionales como la televisión o la radio, para dar paso a las derivadas del Internet. El motivo principal de este cambio es obvio: son mucho más económicas y te aseguras llegar a tu target.

Cualquier empresa hoy en día puede utilizar cualquiera de los 3 medios de comunicación que a continuación expongo, mientras que un anuncio televisivo son muy pocas las empresas que pueden pagarlo.

¿Qué canales permiten optimizar una estrategia de comunicación?

1. Email marketing

Sin duda, a la hora de hablar de medios de comunicación no puede faltar. Es una de las herramientas de mercadeo con el ROI más elevado y por tanto más eficaces.

Después del telemarketing, esta es la herramienta de marketing que permite una comunicación más directa con tu público, pero a diferencia del telemercadeo, cuenta con una gran ventaja: el mailing no interrumpe al usuario; lo leerá en el momento que desee, mientras que el telemarketing sí que interrumpe la actividad, lo que se puede considerar molesto y lleva a una falta de eficacia.

Sin duda, prescindir de esta técnica sería un grave error. Además, las aplicaciones de email marketing te permiten llevar a cabo campañas tanto comerciales como de engagement y fidelización. Otra de las ventajas de utilizar email marketing es que es muy económico y simple, y que se puede adaptar a cualquier negocio.

2. Redes sociales

Pueden ser un buen medio de comunicación, aunque está comprobado que a la hora de generar resultados son menos efectivas que el mailing. Sirven para llegar a prospectos y clientes a través de Internet, donde acostumbran a pasar muchas horas.

Crear un perfil de empresa en las redes sociales será beneficioso, siempre y cuando se cumpla con las funciones comentadas anteriormente, especialmente la de resolver dudas y problemas.

3. Telemarketing

El telemarketing es la técnica que se basa en el contacto telefónico con tus contactos. No es muy eficaz por lo que he comentado anteriormente de que puede resultar molesto para las personas, aunque te permite tener una comunicación directa con tu clientela.

Esta técnica debería estar enfocada a hacer un seguimiento personal de cómo le va con nuestro producto o servicio y su experiencia con él, lo que nos llevará a extraer insights interesantes y a resolver posibles dudas y problemas.


Acerca de Víctor Mateos

Content Manager de Mailify. Graduado en administración y dirección de empresas y marketing por la universidad Pompeu Fabra de Barcelona (España), es un gran apasionado del marketing online y de técnicas de vinculación entre empresa y clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *