Cómo destruir la moral de su equipo de ventas

8 cosas que los líderes comerciales pasan por alto y no deberían

Desautorice, no salga a la calle, sea inequitativo, cambie la cuota según el clima y preocúpese más por su jefe que por su equipo; así verá poco a poco desfallecer a su fuerza de ventas.

Los buenos clientes no deben subsidiar a los malos

No castigue a los buenos clientes por la falta de rentabilidad de otros

Los buenos clientes no pueden subsidiar a los malos. Es curioso que los clientes que más presionan por precio, que exigen, se quejan y amenazan con irse a la competencia, obtengan mejores condiciones que aquellos que han sido fieles, pagan precio regular y nos recomiendan.

No castigue a los buenos clientes

Breve historia de las ventas (III): Grecia, la producción y la democracia

Para los griegos la creación de colonias o franquicias modernas fue la punta de lanza para su expansión comercial y establecimiento de sus ciudades-estado.

A diferencia de la historia de otros pueblos, la historia de la Grecia Antigua es un entramado que se desarrolla de manos de la economía. Sus actividades comerciales nutrían todo y afectaban cada una de sus actividades cotidianas como sociedad, desde la comida pasando por la guerra hasta el arte y si bien otras civilizaciones lo usaban para avanzar y lograr progreso momentáneo, los griegos lograron, gracias a su capacidad comercial, el establecimiento de ciudades como Atenas de donde emana la primera idea de la democracia por no llamarla de forma común la cuna de la misma.

Hay cosas que no son negociables

Hay beneficios que no puede eliminar porque pierde sus diferenciales

Hay cosas que por más que presionen los clientes, no puede eliminar; porque tiene que mantener su propuesta de valor y sus diferenciales.

hay cosas que no son negociables

Breve historia de las ventas (II): Los fenicios, inventores del comercio internacional

Lograron conectar al mundo conocido por medio de sus caravanas y hoy en día son usadas técnicas comerciales de su época.

Los fenicios se caracterizaron por crear redes de mercados, distribución y abastecimiento gracias a su vasta marina y las distintas técnicas que dominaron en pos de aumentar el comercio con sus vecinos próximos y los más lejanos.

Tres razones por las que competimos por precio

Perseguimos al cliente equivocado; no nos diferenciamos, y si lo hacemos, no lo comunicamos

No le tema a los precios de la competencia; témale a no poder explicar los suyos. No somos víctimas de la competencia; no somos víctimas de clientes con gran poder de negociación. Somos víctimas de nuestra falta de diferenciación; de querer venderle a cualquiera que pase por el frente; y de no comunicar lo que nos hace especiales.

Tres razones competimos por precio

Breve historia de las ventas (I): El comercio en el antiguo Egipto

El recorrido ha sido largo, los vericuetos y laberintos han forjado las distintas técnicas de venta a lo largo de la historia humana.

Durante la época faraónica, los egipcios comerciaban con otros países y el gobierno egipcio trató de controlar este comercio y sacar provecho de él. Gran parte de lo que los egipcios necesitaban lo tenían en su propio país, pero la madera, los metales y las piedras preciosas se importaban de los países del Oeste de Asia y se importaron incienso, especias y perfumes de Nubia y Punt.

El que cuesta menos, algo no está incluyendo

Ciertos competidores dejan algo por fuera cuando bajan el precio, su misión es averiguar qué es para explicarle a su cliente

El que otros cuesten menos, usualmente también significa que entregan menos. Desde la calidad de los insumos y la cobertura de la garantía, hasta tiempos de entrega y capacidad logística; su misión es entender qué están sacrificando para sustentar por qué usted cuesta lo que cuesta.