10 formas de estimular la creatividad y la innovación

Creatividad e innovacionSiendo la diferenciación uno de los principales temas sobre los que tratamos en este blog, y viendo la gran acogida que esto tiene entre los empresarios (entre otras cosas porque existe una gran necesidad de conseguir diferenciarse de la competencia), no resulta extraño pensar que en el fondo todo ello tiene sus raíces en la falta de creatividad e innovación.

Y es que si anteriormente la oferta apenas podía hacer frente a la demanda y permitir que para cada competidor hubiera una parte importante del pastel, hoy en día la mayoría de industrias se caracterizan por tener una gran oferta que a los ojos del mercado no presenta muchas diferencias.

Sin conocer exactamente a qué ha obedecido este fenómeno que hace parte de la evolución natural de muchos negocios e industrias, me atrevería a decir que la mentalidad propia de otras épocas de no hacer ningún cambio mientras no hubiera la necesidad de hacerlo y el ser extremadamente conservadores en tiempos donde había suficiente bonanza para todos, llevaron a muchos negocios a crecer no sólo con un gran miedo y resistencia al cambio, sino que de paso todo esto dio origen a una gran cantidad de negocios que aún hoy se encuentran con unas dificultades enormes a la hora de diferenciarse. Y no precisamente porque no puedan hacerlo, sino porque también las nuevas generaciones han heredado parte de esa cultura y miedo al cambio que se encuentra metido en el ADN de muchos negocios tradicionales desde tiempos inmemorables.

Más así como los mercados han evolucionado así también las empresas, gústeles o no, han tenido que hacerlo.

Si en otras épocas lo normal era ser conservador, hoy en día lo más lógico es buscar diferenciarse y abrirse al cambio o desaparecer de lo contrario. Por eso lejos de reprimir cualquier intento de creatividad e innovación en las empresas, estas deben preocuparse por incentivar y aplaudir cualquier iniciativa que surja en este sentido venga de donde venga, pues sólo de esa manera van a poder crear ventajas competitivas que les permitan mantener a raya la competencia y aplicar nuevos enfoques en diferentes ámbitos de la organización que fortalezcan su competitividad.

Diferencia entre creatividad e innovación

Antes de proseguir con el tema central de este post, un ejercicio interesante es definir previamente lo que significa cada término, pues aunque creatividad e innovación para muchos pueden parecer lo mismo, en esencia son dos cosas distintas.

Para tener mayor claridad en este sentido hablamos de creatividad cuando nos referimos al mundo abstracto de las ideas. Mientras tanto la innovación se refiere a la aplicación exitosa de esas ideas a la realidad o al proceso que permite materializar y llevar a la práctica esas ideas.

De esta forma podemos decir que ambas cosas se complementan y necesitan la una de la otra.

Mientras que la creatividad es el insumo de la innovación, sólo a través de esta última la creatividad puede manifestarse y hacerse tangible.

Con respecto a la vida práctica es interesante ver que no es lo mismo ser creativo a ser innovador, pues si bien hay personas con ideas brillantes, el llevarlas a la práctica puede requerir de otro tipo de habilidades. Por tanto estamos hablando de que pueden existir personas muy hábiles en el mundo de las ideas (creativas) y otras que pueden ser muy buenas innovando (tomando las ideas de otros y llevándolas a la práctica). Desde luego la excepción a la regla es encontrar personas que cumplan con ambas características, sin embargo desde el punto de vista de las organizaciones, sólo basta que hayan personas que cuenten con una u otra característica de modo que se puedan complementar.

10 formas de estimular la creatividad y la innovación

A continuación, 10 formas en que usted puede estimular la creatividad y la innovación.

1. Propóngase nuevas metas y desafíos

En cierta forma podríamos decir que la fuerza motora de la creatividad y la innovación es estar siempre en función de algo. A menos que tenga que hacer frente a un desafío o solucionar un problema que le cause obsesión resolverlo podrá generar buenas ideas y tratar de solucionarlo llevando esas ideas a la práctica.

2. Sienta gusto por lo que hace y practique un hobbie

Aunque en realidad son pocos los que tienen la fortuna de dedicarse 100% a lo que aman y les apasiona hacer, siempre es importante sentir cierto grado de gusto hacia la actividad u oficio que se desempeñe sea cual sea.

Esto es importante no sólo para mantener la disposición y el ánimo necesarios para desarrollar la creatividad y la innovación, sino para perseverar en el oficio aún a pesar de las dificultades y los obstáculos que se puedan encontrar.

Por tanto en este sentido debe plantearse si más allá de cualquier estímulo siente gusto por lo que hace o de lo contrario debería hacer planes a futuro para dedicarse a otras actividades u oficios que aunque puedan representarle ciertos sacrificios, puedan resultarle mucho más satisfactorios y gratificantes además de permitirle mantener la inspiración viva y a flote en el día a día.

Todo esto, de la mano con practicar algún tipo de hobbie o actividad lúdica por la que sienta gusto son claves para mantener el equilibrio y combatir los niveles de stress que de cualquier manera por una u otra razón siempre sobrevendrán. Así podrá mantener la lucidez y el foco necesario en su cotidianidad para conservar el enfoque creativo e innovador.

3. Tenga el hábito de cargar una libreta y apuntar en ella cosas que encuentre interesantes

No es raro que en muchas ocasiones las mejores ideas nos vengan a la mente en situaciones y momentos que pueden no ser los más apropiados. Es como acordarse de varias tareas pendientes que se habían olvidado y no tener donde apuntarlas rápidamente. Por ese motivo tener el hábito de cargar una libreta o apuntar cualquier cosa que encuentre interesante en el bloc de notas de su celular le ayudará a no dejar escapar ni olvidar cualquier idea bien porque de repente se le vino a la mente, porque se produjo como resultado de la observación, o porque surgió a partir de un comentario o conversación que tuvo con otra persona.

4. Pruebe cosas nuevas

No hay nada más perjudicial que la rutina cuando hablamos de incentivar la creatividad y la innovación. Por ese mismo motivo, en lugar de hacer de su cotidianidad un monólogo, trate de probar cosas nuevas y empiece a desplazar aquellos hábitos que no le aportan ningún beneficio y que antes al contrario anulan el pensamiento crítico.

Así como el que vive cómodamente en su mundo tiende a volverse egoísta y es incapaz de ver otras realidades ante las cuales termina volviéndose indiferente, la única forma de ver lo que otros no ven es haciendo cosas y desarrollando hábitos distintos a los del resto de la manada.

Además de tratar de eliminar el ruido y las distracciones innecesarias tanto como pueda para mejorar su concentración (por ejemplo tratando de hacer un uso más razonable del celular, la televisión o la radio que además no termine absorbiéndolo en su cotidianidad), puede desarrollar nuevos hábitos como leer libros que encuentre interesantes por la noche en lugar de encender el televisor o animarse a probar cosas nuevas en su día a día como tratar de resolver problemas habituales que surgen en su trabajo de una forma distinta o buscar mejores formas de hacer las cosas.

5. Aproveche los tiempos muertos durante el día

El tiempo que usamos para ir de un lugar a otro o que nos queda disponible en ocasiones durante el trabajo también puede usarse para estimular la creatividad y la innovación. En este sentido puede usar estos lapsos por ejemplo para escuchar audiolibros (en el caso de los desplazamientos que haga durante el día en el transporte público o particular), para leer algún libro sobre un tema que le interese (cuando tenga un rato libre en su oficina) o para hacer algún otro tipo de lectura o actividad lúdica (como por ejemplo usar juegos mentales).

6. Cuestione todo

Sin importar que se trate de una receta exitosísima con años de tradición o un sistema de ventas desarrollado por una empresa que funciones a la perfección, debemos tener presente que todo es susceptible de cuestionarse y mejorarse. Si bien en nuestro entorno podríamos observar que son muchas las cosas que funcionan bien, eso no quiere decir que no puedan modificarse y buscarse nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Dado que una clave indispensable para mantener la creatividad y la innovación siempre será romper con los paradigmas y preceptos que nos gobiernan, un ejercicio que debemos hacer permanentemente, aunque no es fácil, es cuestionarnos no sólo sobre la realidad y los aspectos de nuestro entorno, también, debemos tratar de estar atentos a cada una de las cosas que decimos y pensamos. Sólo así podremos empezar a derribar paradigmas y “verdades” que algún día dimos por hecho y nunca sometimos a juicio.

A fin de ser personas más conscientes y despiertas (dos cosas fundamentales para desarrollar la creatividad y la innovación), debemos cuestionar y someter a juicio cualquier “verdad” venga de la persona que venga y sin importar sus credenciales, lo exitoso o inteligente que sea o si tiene un alto grado de influencia en nuestra vida.

7. Haga de su oficina y lugar de estudio sitios agradables

Inspirarse en ambientes caóticos y poco acogedores puede ser una tarea difícil. Teniendo en cuenta que la motivación y el buen estado de ánimo son fundamentales para inspirarse y sacar a flote las mejores ideas, esforzarse por crear un ambiente acogedor en su oficina y lugar de estudio en su casa puede ser fundamental para mantener el enfoque creativo e innovador. Incluso si le parece podría acompañar sus jornadas en estos lugares con algo de música clásica.

8. Tenga en cuenta otros puntos de vista

Algo que cierra la puerta a la creatividad y la innovación en las empresas es buscar profesionales con un alto nivel de especialización y experiencia en determinadas áreas para desempeñar cargos afines con esos grados de expertise. Esto en lugar de contratar personas con otro tipo de experiencia que puedan aportar nuevas ideas y enfoques que ayuden a las mismas en este sentido.

Por ejemplo la historia de Vespa muestra cómo los conocimientos en ingeniería aeronáutica ayudaron a crear el concepto único de motos desarrollado por esta marca Italiana convirtiéndolo en todo un éxito que ha logrado trascender hasta la actualidad.

De igual forma en el caso de las personas es un error pensar que nuestra experiencia y conocimiento no admite lugar a dudas o no puede ser cuestionado. A veces de quien menos uno puede esperar o quien creería está menos capacitado, puede obtener valiosas ideas. Por tal razón además de pedir la opinión y considerar puntos de vista de personas con experiencias y tareas diferentes a las que usted desempeña, nunca subestime la opinión de ninguna persona por menos facultada que usted piense está ella para darle una opinión (es posible que en más de una ocasión se lleve una sorpresa). Este punto puede ser muy importante para las personas innovadoras en la medida que les puede aportar valiosas ideas que más tarde pueden implementar dentro de su empresa o incluso en sus propios proyectos.

9. Guarde espacios para reflexionar y estar solo

Aún cuando uno trate de aislarse y permanecer al margen de la contaminación del mundo exterior, es prácticamente inevitable exponerse al stress y a la dosis diaria de ruido y caos que trae el día a día. Por esta razón reservar algunos espacios semanales o mensuales para aislarnos y estar por ejemplo en contacto con la naturaleza mientras se medita y reflexiona, puede ser una gran forma de mantener el equilibrio y la claridad mental en medio de las múltiples distracciones que trae la rutina.

10. Utilice juegos

Los juegos de estrategia así como los tradicionales juegos que se pueden encontrar en periódicos y revistas (acertijos, sopa de letras, sudoku, etc) o las mismas apps que están diseñadas para estimular y mejorar el rendimiento mental, también son buenas herramientas que pueden usarse durante cualquier lapso de tiempo que se tenga destinado al ocio o que podemos usar en lugar de destinar valiosas horas a hacer un uso no tan provechoso de los dispositivos móviles.

De esta forma al mismo tiempo que podemos pasar un rato entretenido, podemos aprovechar mejor el tiempo para ejercitar la mente y estimular la creatividad y el pensamiento crítico y así poder enfrentarnos mejor a los problemas y retos que plantea la vida práctica.

La creatividad y la innovación hay que estimularlas

Lejos de ser algo que se genere de forma espontánea o que requiera una fórmula mágica, la creatividad y la innovación son cosas que hay que estimular e incentivar en el día día a través de algunos puntos como los que hemos planteado en este artículo.

También es importante decir que ambas cosas no son algo exclusivo de personas como los publicistas o los encargados de las áreas de investigación y desarrollo de empresas farmacéuticas o de tecnología; es algo que está en el ADN de cada persona, la única cuestión es que hay que incentivarla en lugar de reprimirla. ¿Y usted, qué está haciendo para estimular la creatividad y la innovación?

Bueno, Bonito y Carito en Amazon
Acerca de Juan José Isaza

Administrador de Empresas, emprendedor, blogger y especialista en marketing de contenidos. Community Manager de Bien Pensado.

Comments

  1. avatar Sofia caratar dice:

    Gracias, la creatividad y la innovación hay que incentivarlas.
    un buen creativo no nace se hace gracias bien pensado por darnos el tip de creer y de mejorar.

  2. avatar Alexander dice:

    Muy bueno mil gracias.

Comentar

*

www.bienpensado.com