La forma correcta de terminar una relación comercial

Aunque suene paradójico, perder un cliente es una gran oportunidad de causar una gran impresión. La pérdida de un cliente es la terminación de una relación, que no siempre se da en las mejores condiciones. Pero no tiene por qué ser así. El hecho de que alguien deje de ser cliente no significa que no pueda volver a serlo y no le envíe referidos. Así que terminar bien es una poderosa última impresión.

Aquí no nos referimos a “despedir” un cliente, ese es otro tema. Aquí nos referimos a cómo reaccionar cuando es el cliente quien nos despide. Despedirse correcta y amablemente demuestra su calidad profesional y que está por algo más grande que un simple negocio; demuestra su calidad humana y un genuino interés por la persona. Esto hace toda la diferencia, pues es bastante escaso.

Agradézcale y deséele suerte. Se sorprenderá de la positiva reacción del cliente y los futuros negocios que llegarán a causa de esta noble reacción.

Bueno, Bonito y Carito en Amazon
Acerca de David Gomez

Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Entrenador de Marketing para América Latina, África y Medio Oriente con la ONG norteamericana Vital Voices. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Ha sido docente en posgrados de marketing de la Universidad de los Andes y la Universidad Javeriana. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción :). Perfil en Linkedin

Comments

  1. buenos videos, pero quítale la música xq interrumpe, distrae, no aporta.

  2. Eres genial y tratas los temas profesionales de una forma diferente,dinámica y amena…..te sigo y aprendo cada día algo nuevo que me hace mejorar profesionalmente

  3. Gracias David! No sabia que eres colombiano. Muchos exitos!

  4. avatar Juan Olivos dice:

    En nuestro medio somos muy inmediatistas e interesados, pensamos en la compra de mañana y no en la recompra o el negocio a largo plazo. Como consumidor he dejado de lado productos y servicios que se han comportado poco “humanos” en su trabajo.

    • Dado que cada vez más se estandarizan las ofertas de los jugadores en cada industria, como dices Juan, es la humanización de las relaciones las que considero cada vez cobran más valor. Saludos!

  5. avatar David Orjuela dice:

    Tocayo, eres un crack!

    Solo me queda una pregunta, cuando se acaba una relación con este tipo de cliente que definitivamente no hace parte de nuestro target de clientes porque es un cliente complicado y simplemente queremos clasificarlo y dejarlo ir porque representa para la compañía todo un desgaste de personal tiempo y dinero… Este cliente debe despedirse de la misma manera?

    • Creo que al final del día es un tema de cortesía. Si no es el perfil de cliente que necesitas, me parece que no está demás ser cortés en la despedida. Lo que sí no le diría en la despedida es la parte de: “si decide regresar aquí estaremos” 🙂

  6. avatar Winston Henao dice:

    David buenos días,

    Excelente articulo, y va mas allá de relaciones comerciales, se centra en la esencia del ser humano, que es la del SABER SER, es la de valorar las personas mas que el dinero. me encanto,

    Un abrazo,

    Winston Henao

Comentar

*

www.bienpensado.com