La independencia, ¿Idilio o suicidio?

La independencia Idilio o Suicidio

Música de Longzijun

En esta entrevista que le realicé a Francy Valencia, especialista en acompañar profesionales que se lanzan a la independencia, conoceremos por qué este camino no siempre es la solución, qué hacer al respecto y qué opciones existen para no morir de hambre.

Temas tratados en la entrevista:

La independencia no siempre es la solución

  • La independencia es un camino y una motivación para lograr algo; no un escape para huir de algo (jefe o empresa).
  • Aunque la profesión y empresas en las que trabajamos nos “rotulan”, (por ejemplo “Mi experiencia es en Ventas en el sector de los Seguros”); esto no implica que no pueda desempeñarse en otras industrias. Los rótulos no lo definen. Son las competencias adquiridas las que determinan para qué es bueno.
  • La solución no siempre es independizarse, piense en reinventarse siendo empleado: Busque otras opciones dentro de la misma compañía o en otras empresas.
  • La independencia no es solo un cambio de trabajo; es sobre todo, un cambio mental y emocional.

Mitos de la independencia

  • Si está cansado de tener jefe, quiere ganar más dinero y tener más tiempo para usted y su familia; tenga claro que esto es lo que menos tendrá en los primeros años. No tendrá dinero, verá poco a su familia, renunciará a comodidades y no disfrutará de vacaciones en un buen tiempo. ¿Está dispuesto a renunciar a eso?
  • La independencia tiene un costo. Es poco romanticismo y muchísimo trabajo.
  • No hay garantía de éxito. Puede que después de tres o cinco años de esfuerzo, fracase. Es convivir todos los días con la incertidumbre.

Cómo independizarse sin suicidarse

  • Hágase las preguntas correctas. ¿Por qué quiere independizarse? Si es porque no quiere tener jefe y desea disponer de más tiempo, siga siendo empleado. Si es un propósito superior que tiene viabilidad de mercado, siga adelante.
  • Como cualquier marca, diseñe un plan de negocio. Defina una clara estrategia de ventas y marketing. La mayoría de emprendimientos fracasan por falta de planeación en la consecución de clientes.
  • Defina su oferta profesional. Entienda cuál es su súper poder, algo por lo que la gente felizmente pagaría.
  • Defina su oferta de producto, ¿Qué va a vender? No es algo evidente. Defina claramente qué resuelve y qué no. Ser “de todito” no es para nada una opción.
  • El que necesite el dinero no es excusa para que acepte cualquier trabajo. El “Se le hace” o “Se le tiene” no es una estrategia de negocio.
  • Reducir es multiplicar. Entre más se enfoque, más especializado y diferenciado se vuelve. El mercado paga por expertos, no por generalistas.
  • Hágase visible. ¿Cómo sabrá la gente que usted existe y tiene un maravilloso diferencial? Ser bueno no es suficiente, tiene que hacerse notar.

Antes de lanzarse al romanticismo de la independencia, evalúe muy bien qué es lo que quiere y sepa que es un camino muy gratificante, pero arduo. Recuerde que siempre tiene la posibilidad de reinventarse. No se lance al vacío antes de definir su plan personal.

Francy ValenciaConferencista y mentora en ventas. Coach de posicionamiento profesional y rediseño de carrera. Entrena profesionales independientes, emprendedores de negocios de servicios y equipos de ventas, en habilidades de comunicación y relacionamiento para potenciar su capacidad de conseguir clientes y acelerar el crecimiento de sus negocios.

Más información en FrancyValencia.com

 

Bueno, Bonito y Carito en Amazon
Acerca de David Gomez

Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Entrenador de Marketing para América Latina, África y Medio Oriente con la ONG norteamericana Vital Voices. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Ha sido docente en posgrados de marketing de la Universidad de los Andes y la Universidad Javeriana. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción :). 
www.DavidGomezGomez.com

Comments

  1. avatar Carlos Bermudez dice:

    Excelente artículo y entrevista. Pienso que todo tiene sus pros y sus cons… Depende de lo que realmente se quiera aportar al mercado. Convertirse en su propia marca no es fácil en ocasiones y es algo a mediano plazo. A pesar de eso particularmente pienso que es mejor ser cabeza de ratón que cola de león. Y Uds. son su propio ejemplo. Estoy seguro que tanto Juan como Francy no volverían a ser cola de león… Saludos cordiales.

  2. avatar DAVID TEZNA dice:

    Hola David, que buen artículo especialmente para aclarar ciertos mitos sobre la independencia. Pensar que “ahora seré mi propio jefe” es lo más alejado de la realidad, ahora tendrá un jefe que le exigirá mucho más (tiempo, calidad, dedicación, resultados) y será el CLIENTE. Pensar que ahora si seré millonario o podré tener lo que quiero, es otra ilusión. Siendo empleado también se pueden construir cosas, sueños, ilusiones, familia. La independencia es una tentación en la cual hay “que saber caer”.

    • Tal cual David, tener las expectativas correctas sobre la independencia nos evitará muchos dolores de cabeza; y como dices, ser empleado también trae grandes beneficios y se pueden construir muchas cosas. Con frecuencia satanizamos el ser empleado y exageramos en los ideales del emprendimiento, cuando desde plataformas corporativas en ocasiones se puede ayudar y lograr mucho más. Un abrazo!

  3. avatar Augusto Dueñas dice:

    David, la entrevista nos da unos TIPS concretos de lo que debo tener en cuenta para ser INDEPENDIENTE. El suicidio es inminente si la decisión no esta bien cimentada o hay grandes baches . Estoy investigando hoy los desafíos de ser independiente y me encuentro con grandes proyectos, grandes ideas e incluso con personajes que son excelentes en la metodología de la consultoria, pero su emprendimiento es nulo. Que les falta, o que competencia no han desarrollado para dar el salto a este IDILIO?
    Hay competencias adquiridas que te determinan para que eres bueno. Sin embargo no tener una buena actitud comercial, no saber vender, dejar esto al azar o incluso autodenominarse que NO soy bueno para las ventas es un grave ERROR!! Se los aseguro se adquiere esta competencia con una buena metodología; los clientes quieren que tu producto o servicio sea la respuesta a su necesidad. Si ya tienes esto, adelante que lo que viene es mas complicado, los canales de distribución, los precios, las barreras naturales de vender, la competencia, los números que no dan y el negocio tampoco. Es un reto que los que deseen hacerlo estaran dichosos de intentarlo.

    • Hola Augusto, efectivamente creo que en un emprendimiento exitoso convergen muchos elementos no solo de la viabilidad comercial del negocio, sino de la persona. Una obsesión por sacar las cosas adelante aunque todo esté en contra. Como bien mencionas, la actitud comercial es fundamental para hacer que las cosas pasen. Grandes ideas pero sin la disciplina necesaria que implica el estar dispuesto a dejar lo seguro, serán de poca ayuda. Un abrazo!

  4. Hablando de mi propia experiencia, no debe dar este paso de un solo golpe, es recomendable hacer una transición. Comenzar construyendo mientras se es empleado, la planeación de tu independencia, luego evaluar un medio tiempo: mitad independiente/mitad empleado (si eres muy bueno en lo que haces y te vendes muy bien, es muy probable que puedas lograr algo así) y finalmente, cuando ya has madurado mas el escenario “independiente”, das el paso final.

    Saludos

    • Totalmente de acuerdo Diego, el hacer un cambio gradual disminuye mucho la ansiedad y permite avanzar sin la angustia de no tener el dinero para sobrellevar los gastos. Gracias!

  5. Muy cierto, yo llevo trabajando por mi cuenta desde 2014 y algunos días es agotador. Sin embargo, a mi personalmente me merece la pena pues me dedico a lo que más me apasiona, la psicología.

    Creo que cuando te decides a montar algo por tu cuenta debes considerar todos los factores, no sólo el producto o servicio a vender, o contar con un plan de ventas, sino también tener una estrategia para levantarte el ánimo en los momentos de bajón pues sobre todo al principio, no siempre salen las cosas como uno espera o al ritmo que desea.

    Un truco que empleo para eso es ir guardando los buenos feedback que vas recibiendo de tu negocio y leerlos de vez en cuando, así como tu propia carta de intenciones, tu misión y visión de lo que haces.
    Espero os sirva.
    Un abrazo.

    • buen día
      Ana
      es un gusto.

      me llamo Jefted,
      sabes tengo una amiga que es psicologa y esta en el proceso de independizarse, porque ama lo que hace, pero no ama el entorno en el que se trabaja.
      como lo podria motivar a dar ese gran paso, basado en tu experiencia,

      quedaria atento a tu comentario.

      gracias.

    • Excelente recomendación Ana, gracias! Recordar la positiva retroalimentación de los clientes nos fortalece la confianza y nos demuestra que generamos mucho valor, aunque a veces nos cueste creerlo. Gracias por compartir tu experiencia!

  6. Duro, duro ser emprendedor. Además de requerir estar enfocado, tener paciencia y esfuerzo es una opción que enriquece y enseña mucho es de diarias incertidumbres, riesgos y decisiones. Voy para 6 años de independencia a la fuerza y si bien al comienzo todo funcionó milagrosamente los 2 o 3 años iniciales, en los últimos las malas decisiones, los cambios tributarios y los cambios internos en los clientes me han afectado negativamente con lo que actualmente la consigna es sobrevivir y el corto plazo no se ve tan claro.
    Mi recomendación, tener claridad y enfoque, si tiene familia o deudas piénselo 2 veces, haga la diferencia e innove, permítase soñar y tomar riesgos, esa será la gasolina que le permitirá mantenerse a flote, de lo contrario la independencia terminará siendo un empleo aburrido y similar al que se evadió cuando decidió ser independiente.
    Eso de dejar de tener jefe es falso, de una u otra forma uno siempre va a tener jefe.

Comentar

*

www.bienpensado.com