Cómo crear alianzas efectivas

Las alianzas con otras compañías son un gran apalancamiento para llegar a nuevos clientes. Sin embargo, es algo que requiere más cuidado del que habitualmente se le presta.

Una alianza no es enviar un correo electrónico ofreciendo los servicios o poniéndose a la orden. No es ofrecer comisiones por recomendar una empresa. Una alianza para que funcione y se desarrolle debe tener unos cimientos más profundos.

¿Por qué hacer alianzas?

Crear alianzas con otras compañías que se dirigen al mismo mercado objetivo y que no son competencia directa tiene varias ventajas.

Productos o servicios complementarios

Su cliente apreciará que le recomiende empresas confiables que le puedan ayudar con lo que usted no provee. Piense lo conveniente que es cuando un médico le recomienda otro de una especialidad complementaria o que su asesor legal le pueda recomendar un asesor contable o de comercio exterior.

Amplía la oferta de valor

Incluir los productos o servicios de un aliado en su paquete comercial amplía la percepción de valor. Si además de contratar el diseño de su página web obtiene de manera gratuita la prueba de un servicio de email marketing de una empresa aliada, está creando un producto ampliado.

Generación de referidos

Evidentemente el mayor beneficio es exponerse a clientes potenciales calificados con el respaldo y la introducción de un tercero, tomando prestada la confianza y reputación del aliado con su mercado. Sin embargo este es el punto final, no el de partida. Sólo después de haber afianzado la relación y verificado que se genera valor mutuo, la generación de referidos será el siguiente paso natural.

Aspectos a considerar para una alianza efectiva

Una alianza es mucho más que pretender juntar dos empresas para promoverse entre sí. Es mucho más que una buena intención entre colegas. Es una importante decisión que puede apoyar o afectar la imagen de una compañía.

Busque puntos comunes

Cosas como la reputación comercial, el posicionamiento percibido, la forma de hacer negocios y un mercado objetivo común son aspectos que facilitan la convergencia. Que comercialicen productos complementarios no significa que compartan la misma filosofía comercial.

Compañías con sus mismas necesidades estarán más dispuestas a aliarse que aquellas que tienen la vida resuelta y no están interesadas en asociar su nombre con un tercero. En otras palabras, un aliado potencial debe percibir que usted le genera igual o mayor valor que el que él le puede generar a usted.

Identifique los aliados correctos

No todos son aliados potenciales. Una de las mejores maneras de identificar buenos socios es pedirle a sus clientes actuales que nombren otras empresas a las cuales aprecian y con las que tienen algún tipo de relación comercial.

Eduque sus aliados potenciales

Asociarse es un riesgo. Lo que está en juego es el nombre de la empresa. Recomendar a otro compromete a la compañía con el desempeño de su aliado frente a sus clientes. Este es un riesgo muy dificil de asumir y se basa en la confianza y credibilidad del aliado.

No puede pretender que una empresa lo recomiende si no tiene claro por qué debería hacerlo. Y no me refiero a los incentivos económicos, usualmente esto es lo que menos interesa a un aliado de calidad. Me refiero a saber por qué habría alguien de arriesgar su reputación al recomendar otra empresa y correr el riesgo que uno de sus clientes no quede satisfecho.

Dar antes de recibir

Antes de pedir referidos, ofrezca referidos. Pida a su aliado potencial que le explique cómo puede ofrecer su compañía a sus clientes, qué argumentos debería exponer y por qué un cliente debería ensayarlo.

Ofrecer un producto o servicio de prueba del aliado es una buena opción para lograr mayor receptividad y crediblidad.

Calidad en vez de cantidad

Enfóquese en dos o tres aliados clave con los que se genere valor mutuamente. Aquí no estamos buscando tráfico de una página a la otra, eso no es una alianza. Estamos buscando relaciones de largo plazo que fortalecen la reputación, mejoran la percepción de la compañía e incrementan el valor entregado a los clientes.

Ideas para crear alianzas

Para pasar de la intención a la acción, considere las siguientes ideas.

Un evento conjunto

Bien sea de manera virtual o presencial, cree una conferencia o seminario de interés para sus comunidades y promuévalo con sus respectivas bases de datos. Ofrecer una jornada de actualización en los temas de su sector con la participación de dos o tres empresas aliadas tiene alto valor percibido.

Promoción cruzada

Cada compañía ofrece condiciones especiales sobre los productos o servicios de la otra, puede ser un bono de descuento, un beneficio especial exclusivo para el aliado o juntar en un combo varios productos o servicios de los aliados con condiciones preferenciales.

Producto/servicio de prueba

Haga que sus socios contribuyan con un producto o servicio que usted pueda usar como una forma de mejorar su oferta. Por ejemplo, tarjetas de presentación gratis por la compra de un paquete de diseño de identidad corporativa o trufas gratis cuando alguien haga una reservación para una cena.

Ofrecer un producto o servicio de prueba como un diagnóstico inicial o una clase de cocina gratuita la noche del último jueves de cada mes, hace más atractivos a los aliados.

Creación de contenido

Invite a sus aliados a contribuir en sus boletines electrónicos, blog o podcast. Dando exposición a sus socios a través del contenido, les permite a ellos promocionarse y a usted una forma de obtener contenido.

Aborde un aliado como un cliente potencial

Un aliado requiere el mismo nivel de cuidado, educación y dedicación que un cliente potencial. Es un proceso paulatino de generación de confianza mutua. No haga que sus fuentes de referidos tengan que hacer maniobras difíciles tratando de enviarle clientes. Facilíteles el proceso y recibirá muchos más referidos.

Crear una sólida red de aliados puede convertirse en un gran diferencial y en una de las razones por la que sus clientes lo preferirán. Únase con las empresas correctas e incremente su oferta de valor.

Bueno, Bonito y Carito en Amazon
Acerca de David Gomez

Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Entrenador de Marketing para América Latina, África y Medio Oriente con la ONG norteamericana Vital Voices. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Ha sido docente en posgrados de marketing de la Universidad de los Andes y la Universidad Javeriana. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción :). Perfil en Linkedin

Comments

  1. cuales son las dificultades en el proceso de creación de alianzas comerciañles

    • La principal que he visto es que cada una está más preocupada de sus propios intereses, con lo que termina sin ver el valor que le genera haberse aliado. Esto es porque el proceso de aliarse se hizo a la ligera, sólo porque dos personas se conocían y decidieron “aliarse”; pero una alianza va mucho más allá e eso y hay que tomarlo con mucho cuidado. Son pocos los aliados pero minuciosamente seleccionados. http://bienpensado.com/perfil-del-aliado-estrategico-ideal/. Saludos!

  2. avatar david fernando garcia santiago dice:

    ME PARECE UNA FORMA MUY BUENA DE AYUDAR CON LA FORMACION DE NUEVO EMPRESARIO Y MEJOR FOMENTAR EL APRENDIZAJE DE.

  3. Me alegra mucho Angélica. Saludos!

Comentar

*

www.bienpensado.com