Breve historia de las marcas: Hard Rock Cafe

Hard Rock Cafe Además de ser considerado el precursor de reconocidos restaurantes temáticos como Planet Hollywood o Rainforest Café (conceptos creados por personas que llegaron a ser parte de las sociedades encargadas de administrar los restaurantes de la famosa franquicia), y de muchos otros que existen en la actualidad, Hard Rock Café es un sello reconocido en todo el mundo y un icono de la globalización que sin proponerse llegar a ser el avasallador éxito mundial que es hoy, tuvo la fortuna de encontrar en la casualidad y el accidente las recetas para pasar de ser un restaurante de comida americana ubicado en una popular zona de Londres (como muchos de los que podrían encontrarse en cualquier ciudad), a convertirse en un referente internacional del rock, el entretenimiento y la diversión con más de 191 establecimientos que además de los cafés, abarcan hoteles y casinos en las ciudades y destinos más importantes del mundo. Cada uno de ellos es sin duda un lugar atractivo para los turistas, muchos de los cuales no encuentran mejor forma de mostrar que estuvieron en un determinado lugar que comprando algunos de los famosos accesorios o souvenirs que comercializa la marca, y en general para cualquier tipo de cliente, pudiéndose encontrar estos con toda clase de objetos y artículos legendarios de las estrellas del rock, y probablemente toparse con algún famoso del ámbito mundial o local mientras participa en uno de los múltiples eventos que se llevan a cabo en las diferentes ciudades donde la marca está presente o mientras simplemente se encuentra comiendo una hamburguesa y pasando un buen rato con amigos.

Isaac Tigrett y Peter Morton: los fundadores del negocio

tigrett-Morton

Isaac Tigrett y Peter Morton

A diferencia de la gran cantidad de negocios que se ponen en marcha, el caso de Hard Rock Cafe es de esos no muy abundantes en el que la preocupación de sus socios no pasaba precisamente por la dificultad de conseguir financiación o hacerse con un crédito.

Tanto en el caso de Isaac Tigrett como en el de Peter Morton, daba la casualidad que ambos venían de familias acomodadas y cada uno tenía su propio negocio. Por tanto siendo ambos norteamericanos y viviendo en Londres, podría decirse que su gran preocupación iniciando la década del 70 era no poder encontrar una buena Hamburguesa Americana en dicha ciudad. Así que como no lo podían hacer decidieron montar su propio negocio aprovechando de paso que Morton venía de una familia que tenía experiencia en el manejo de restaurantes y que él mismo de hecho ya había tenido éxito haciéndose cargo de un restaurante que había abierto en la zona de Chelsea.

Así con el propósito también de unir más a las clases sociales (algo que podía palparse en la sociedad Londinense de aquellos tiempos), decidieron abrir un restaurante que por un lado ofreciera platos típicos de los Estados Unidos pero también atrajera y tratara a todos los que fueran de la misma manera.

El 14 de Junio de 1971 se pone en marcha el restaurante en un antiguo concesionario de Rolls Royce en un moderno barrio de la capital Inglesa. Dado que el arrendatario del local tenía previsto que el negocio no duraría mucho, se firmó un contrato de arrendamiento a 6 meses. Hoy, después de 34 años, el primer Hard Rock Cafe sigue ahí, exactamente en el mismo lugar.

Hard Rock London

El legendario Hard Rock Cafe de la ciudad de Londres

Inicios prometedores

Con una oferta gastronómica 100% americana y diferente de la que ofrecía la zona, que incluía cosas como hamburguesas, costillas, malteadas, mazorcas y pasteles de manzana, además de una variedad de cervezas y tragos, el Hard Rock Cafe de Londrés no tardó en tomar fuerza, más cuando poco a poco el lugar empezó a volverse uno de los sitios favoritos de reconocidos artistas e integrantes de agrupaciones del Rock Británico.

Fue esto de hecho, de la mano con algunos incidentes que el extravagante Isaac Tigrett llegó a protagonizar dentro del restaurante, los que empezaron a darle al sitio una atmósfera impredecible que pronto empezó a dar mucho de qué hablar y a aumentar el atractivo del sitio.

Por supuesto todo el desfile de celebridades que atraía el ya popular lugar pronto terminó por convertirlo en un sitio de referencia para los paparazzis y la prensa quienes no podían dejar de cubrir lo que hacían algunos de los reconocidos artistas que iban al Hard Rock Cafe. Esto desde luego ayudó a incrementar aún más la fama y popularidad del negocio de Tigrett y Morton, pero aún lo mejor estaba por venir pues dos situaciones totalmente imprevistas se encargarían de darle un vuelco total al negocio y llevarlo a dar el salto hacia la creación del famoso concepto que vende la marca y que revolucionaria la industria.

1974: El origen de las camisas y el merchandising de la empresa

Es muy probable que usted conozca o haya usado algunas de las populares camisas que llevan estampado el famoso logo de la marca. Lo que posiblemente no sepa, es que dichas camisas fueron producto de una afortunada casualidad en la que la marca, buscando patrocinar un equipo de fútbol local, mandó a que se hicieran varias con el logo del negocio. Sin tener el ánimo de comercializarlas en ningún momento, el Hard Rock se quedó con aquellas camisas que le sobraron y las regaló a algunos de sus clientes fieles. Para sorpresa de sus fundadores las camisas resultaron ser todo un hit y muchos empezaron a preguntarles si las vendían. Como resultado de esto tanto Tigrett como Morton empezaron a venderlas adecuando para ello un stand fuera del restaurante para atender la alta demanda que pronto empezaron a tener las camisetas. Así el Hard Rock Cafe descubriría una de sus fuentes de ingresos más importantes y significativas. Hoy en día se estima que por concepto de merchandising la empresa genera el 40% de los ingresos de la compañía.

El origen de la gran colección

Sin duda uno de los grandes atractivos de ir a cualquiera de los establecimientos que tiene la marca en el mundo, y sin el cual seguramente la misma no habría llegado a ser lo que es hoy, es la gran colección de artículos y objetos legendarios del mundo del rock que según el mismo Hard Rock Cafe constituye el museo más grande del género con cerca de 74.000 piezas que rotan cada cierto tiempo entre los distintos restaurantes, casinos y hoteles de la marca.

Surge cuando Eric Clapton, famoso guitarrista, compositor y cantante de rock y blues Británico, y Fan entusiasta del único Hard Rock Cafe que había por aquellos tiempos, le pide a Isaac Tigrett que cuelgue su guitarra sobre su silla favorita de la barra para marcar “su lugar”. Tan sólo una semana más tarde Isaac recibiría un paquete que incluía una nota que decía: “La mía es tan buena como la de él. Saludos, Pete”. Esta vez se trataba de la guitarra de Peter Townshend, famoso guitarrista del grupo The Who.

Así, de forma totalmente espontánea y casual, se pondría en marcha la famosa colección de legendarios objetos y artículos relacionados con el mundo del rock en uno de los países con mayor influencia e historia dentro del género.

Pronto tener algún objeto dentro del famoso café se convertiría en una cuestión importante para los artistas del rock, pues de fondo el mensaje que enviaba esto a otros músicos con el posicionamiento que ya había adquirido el lugar, era que si en efecto se era una persona importante en la esfera, había que estar ahí presente con algún objeto o accesorio simbólico.

El famoso logo

Dentro del éxito exponencial que ha tenido la marca a lo largo de sus 34 años, su legendario logo merece un párrafo aparte puesto que se ha convertido en toda una insignia que ha portado orgullosamente a lo largo de los años y que prácticamente no ha sufrido grandes cambios desde su primer diseño.

Primer Logo Hard Rock

Primer logo del Hard Rock café

Si bien hasta aquí parte importante del éxito del Hard Rock Cafe puede atribuirse a situaciones y hechos fortuitos, en lo que se refiere al logo de la marca hay que darle todo el crédito a sus dos fundadores quienes sabiendo de antemano el concepto que querían crear, contrataron al artista Alan Aldridge quien ya había realizado trabajos para los Beatles y Elton John. Este se basó en el capó de un viejo Chevrolet que tenía un raro ornamento y originalmente se diseñó con los colores de la bandera de Estados Unidos. Sin embargo su aspecto demasiado Americano fue algo que al final prefirieron modificar hasta dejar sus colores tal y como lucen hoy en día.

Consolidación del Café en Londres

Mientras el negocio se consolidaba y beneficiaba de la influencia y respaldo cada vez mayor que tenía por parte de grandes personalidades del mundo del rock, asimismo se iría abriendo a nuevas posibilidades de crecimiento y expansión que no tardaría en capitalizar. Ya en 1973, apenas dos años después de ponerse en marcha el negocio, Paul McCartney había realizado el primer concierto de música en vivo previo a una gira que estaría realizando ese año por el Reino Unido (en la actualidad la marca realiza más de 15.000 eventos musicales durante todo el año). Tanto era el sentimiento que suscitaba el famoso café en los artistas, que en 1977 Carole King lanzó un hit llamado “Hard Rock Cafe”, una canción en la que la artista manifestaba el gran gusto y aprecio que sentía por aquel lugar.

Así las cosas el popular Hard Rock Cafe de Londres ya no sólo era un lugar exclusivo para famosas personalidades del mundo del rock. La fama que había alcanzado hizo que se empezaran a ver en él toda clase de personajes famosos que iban desde el duque de Westminster hasta Steven Spielberg, quien se dice llegó a almorzar en el café todos los días durante la filmación de la película “Los cazadores del arca perdida” de la saga de Indiana Jones.

De esta manera el Hard Rock Cafe y su desbordante fama hicieron que también fuera un sitio de visita obligado para los turistas en el que era muy probable que de paso estos se toparan con alguno de los tantos personajes célebres que frecuentaban el negocio.

Pero así como el Hard Rock Cafe se estaba convirtiendo en un fenómeno de masas, el lugar se estaba llenando de curiosos y personas que acudían más por la fama y la posibilidad de ver alguna persona reconocida. Como resultado, estos clientes permanecían mucho tiempo en el lugar y consumían poco, algo que estaba afectando en gran medida los ingresos del negocio.

En consecuencia para solucionar el problema, tanto Tigrett como Morton decidieron aumentar el nivel de decibeles en el café. Con la música más fuerte la gente hablaba menos, comía y tomaba más rápido y pasaba menos tiempo dentro del establecimiento, una sabia decisión que quintuplicó la tasa de rotación del establecimiento haciendo que tuviera unos niveles de ingresos acordes con su nivel de popularidad.

Los valores y principios de la marca

Aun cuando hoy en día se critica que su modelo se ha vuelto mucho más comercial de lo que fue en algún momento, Hard Rock Cafe fue una marca que desde sus orígenes quiso transformar la sociedad Londinense tratándola de unir y hacerla más incluyente. Con la conversión al Hinduismo que Tigrett tendría unos años más adelante, sentaría las bases de los principios y valores por los que se rige la marca y que son parte del credo que esta promueve y se esfuerza por cumplir en su promesa de servicio.

Esta base está resumida en 4 pilares que son:

  • Love all – Serve all (Ama a todos, sirve a todos)
  • Take time to be kind (Toma tiempo para ser amable)
  • All is one (Todo es uno; todos somos iguales, el ama de llaves es tan importante como el gerente general)
  • Save the planet (Salva el planeta. Hace referencia a todo lo que tiene que ver con su política de cuidado al medio ambiente)

A finales de los 70 sin embargo, la relación entre los fundadores del Hard Rock Cafe se había deteriorado y llegado a tal punto que la doctrina inclusiva de Tigrett parecía excluir a Morton. De este modo ambos empezarían a tomar rumbos distintos, algo que se cristalizó en 1979 con el regreso de Peter a los Estados Unidos.

Crecimiento y expansión del negocio

Solo hasta que los dos fundadores se separaron y decidieron ir en el negocio por su propia cuenta, fue que este empezaría a internacionalizarse y expandirse a otros sectores como el hotelero o el de los juegos de azar.

Sin embargo esto no sucedería hasta 1982 cuando ambos lograron resolver un pleito en los tribunales por los derechos legales del nombre Hard Rock Cafe y a cada uno se le asignó una zona en la que podía operar el negocio. Tomando como punto divisorio el río Mississippi, a Morton se le dieron los derechos para hacerse cargo de la marca hacia todo el oeste a partir de dicho punto y a Tigrett todo el este (esto con algunas excepciones).

A partir de entonces hubo dos compañías controlando la marca: Morton’s Hard Rock America Inc, y Tigrett’s Hard Rock Cafe International.

Morton sería el primero en internacionalizar la marca abriendo el primer Hard Rock Cafe en Los Angeles en 1982 y con el apoyo de varias personalidades del mundo del espectáculo. Sin embargo, a pesar de Morton haber sido el primero en traer el concepto de Hard Rock Cafe a los Estados Unidos, Tigrett fue quien según las críticas logró tener mayor éxito en su esfuerzo por replicar lo que ya había hecho con Morton en Londres cuando dio vida al Hard Rock Cafe de Nueva York, un sitio en el que incorporo una variedad de elementos que añadían grandes atractivos al lugar y que aún hoy es considerado una de las principales atracciones de la ciudad.

Posteriormente la competencia entre Morton y Tigrett seguiría, mientras el primero abrió un café en San Francisco en una vieja sala de exposición, Tigrett abrió un establecimiento en Estocolmo en 1985 y el año siguiente en Dallas.

Posteriormente Pleasurama, un grupo de entretenimiento basado en Londres compraría la mitad del negocio de Tigrett quien ya había vendido antes una pequeña porción de su parte a inversores londinenses en 1984. Un año más tarde Pleasurama se haría por completo con el negocio de Tigrett por un valor de cien millones de dólares, con esta adquisición la zona asignada a Tigrett pronto empezaría a ver un incremento notable en el número de establecimientos abiertos. Sin importar las nuevas regiones y culturas donde Hard Rock Cafe hacía presencia, el éxito parecía acompañar siempre a la marca. Algo que sorprende aún más si tenemos en cuenta que la misma no tenía la costumbre de realizar grandes acciones en términos de marketing.

Hacia 1990, teniendo en cuenta las dos zonas que habían sido asignadas a los fundadores, la marca contaba con 25 establecimientos. En tanto Morton aún era dueño de su parte, lo que en algún momento estuvo bajo el dominio de Tigrett ya era propiedad de un conglomerado Británico llamado PLC.

De esta manera hacia 1993, la marca seguiría su agresiva expansión dando apertura a 20 establecimientos en menos de tres años, algo que continuaría haciendo en 1996 abriendo otros 13 cafés, un año en el cual el conglomerado PLC se haría con el control de Peter Morton Hard Rock America y la propiedad de Hard Rock Canadá propiedad de Nick Bitove.

Ante el avasallador éxito de un concepto como el de Hard Rock Cafe, empezarían a surgir por la época otros restaurantes temáticos famosos como Planet Hollywood o el House of Blues, negocios detrás de los cuales estaban personas que anteriormente habían tenido parte en el manejo de Hard Rock Cafe.

Sin embargo Hard Rock seguiría adelante reforzando su posicionamiento al crear eventos como firmas de camisas por parte de artistas del mundo del rock con el ánimo de recaudar fondos o en los que se asociaba con canales de televisión como VH1 para producir series musicales que al final terminaron causando gran sensación entre el público.

Fuera de esto fue durante la década del 90 cuando también la marca decide aprovechar todo su potencial y diversificarse hacia sectores como el turístico y el de los juegos de azar creando el primer Hard Rock Hotel y Casino en Las Vegas, algo que la puso en un lugar demasiado lejano para sus competidores y que la marca ha venido desarrollando cada vez con mayor ímpetu.

Actualidad

Tras el éxito alcanzado en los 90, en 2000 la marca no da muestras de desaceleración y continúa expandiéndose hacia otros lugares y destinos turísticos reconocidos bajo el modelo de franquicias. Con los nuevos hoteles y casinos, Hard Rock logra llegar y conquistar nuevas ciudades y países llegando a tener en la actualidad 191 establecimientos en total y convirtiéndose en uno de los sellos de diversión y entretenimiento más populares y reconocidos en el mundo. Hoy en día la misma pertenece a la tribu Seminola de Florida, etnia que tradicionalmente ha estado ligada al negocio de los casinos.

Artículos Relacionados

    Administrador de Empresas, emprendedor, blogger y especialista en marketing de contenidos. Community Manager de Bien Pensado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    2 thoughts on “Breve historia de las marcas: Hard Rock Cafe

    1. Te felicito muy bueno. Soy dueño de una marca de restaurantes con la misma onda temática. Que pronto estaré en todos lados. Esta biografía me refleja mucho.