Para qué sirve (realmente) una página de Facebook

Página de Facebook

Página de FacebookFacebook es la más masiva de las redes y como tal, la primera alternativa que consideran muchas compañías cuando de participar en redes sociales se trata, con la idea del tipo «Montemos una página en Facebook para darnos a conocer» pensando que es publicidad gratuita.

Este tipo de aproximación ya no funciona, básicamente porque el alcance de las publicaciones es cada vez menor (lo que publica lo ven muy pocos fans). Por eso es útil entender realmente para qué sirve y para que no sirve una página de Facebook, de manera que pueda determinar su estrategia o siquiera si vale la pena el esfuerzo que demanda.

Recuerde que tener una página en Facebook no es la única forma de llegar a las personas que están en Facebook. Puede simplemente hacer publicidad finamente segmentada y direccionar del anuncio a su página web, sin tener que pasar por su página de Facebook, evitando todo el esfuerzo y trabajo que implica mantenerla.

Para qué no sirve una página de Facebook

Para vender – Facebook es un gran generador de prospectos, no un generador de ventas. Un prospecto es un cliente potencial que está expuesto a diferentes tipos de contenido, a través de los cuales puede darse una idea de quién es usted, su compañía, sus productos y las cosas que le interesan para compartir con su comunidad. No es que literalmente no pueda vender, puede hacerlo; el problema es que en Facebook la gente no está en modo «comprar», sino en modo «amigos».

Para darse a conocer gratis – Por supuesto que Facebook sirve para darse a conocer, pero no gratis. Pretender que sólo por el hecho de crear una página, poner información y subir algunas fotos la gente llegará es tener la expectativa equivocada. Las comunidades en Facebook se construyen, no se generan espontáneamente. Esto significa que tiene que ponerse frente a la gente correcta con el mensaje correcto para que sepan que su página existe y convencerlos de que les generará algún valor al hacerse fans. Y para lograrlo debe invertir en promover su página y su contenido con anuncios dentro de Facebook.

Para usarla como plataforma publicitaria – Si piensa que una página de Facebook es una plataforma para disparar constantemente mensajes publicitarios del tipo «20% de descuento este fin de semana», «Aprovecha nuestras ofertas del Día de la Madre» o «Inscríbete en nuestro curso», está viéndola de la forma incorrecta. El principio es contenido útil y atractivo para la comunidad, y si bienes importante mezclar el contenido comercial con el editorial, no puede ser sólo contenido comercial.

Para ser la estrella – Su marca es la líder de la comunidad, no la estrella. Su marca modera, comparte, dirige y une a las personas alrededor de un interés común, pero al final del día se trata de lo que a la gente le interesa: los temas que los atraen, los mensajes que los hacen reflexionar, los videos que los entretienen, las imágenes que disfrutan o los contenidos que los informan. Las redes sociales son una mesa redonda, no un podio.

Para qué sirve realmente una página de Facebook

Para que el esfuerzo de mantener una página y la dedicación que requiere liderar una comunidad se pague, lo primero es tener claro qué espera que le aporte su página de Facebook y cuál es el papel dentro de su estrategia de negocio.

Generar prospectos (clientes potenciales) – Con una página de Facebook puede construir paulatinamente una base de datos de personas interesadas en su producto/servicio, de manera que pueda seguir en contacto y estar presente cuando sea el momento de que tomen la decisión de compra: A través de ofrecer un producto/servicio de prueba, inscripción en teleconferencias informativas, descarga de información o algo similar, puede ir identificando aquellos que se muestran más interesados.

Fortalecer la relación con clientes actuales – El que alguien ya sea cliente no es garantía de que seguirá siendo cliente. Como en el amor, la relación debe cultivarse todos los días y para eso una página de Facebook es una excelente herramienta. Aunque seguramente su comunidad estará conformada mayoritariamente por personas que aún no son clientes, también tendrá una buena porción de clientes actuales, para quienes estar al tanto de sus novedades y de su valioso contenido les valida que tomaron la decisión correcta.

Incrementar el tráfico a la página web – Una página de Facebook es un medio, no un fin. Es un poderoso medio de interacción, pero su finalidad (desde el punto de vista empresarial), es generar clientes potenciales. Es por eso que el siguiente paso en muchos casos será movilizar personas hacia su página web, el centro de operaciones donde tiene más información de valor y donde el visitante podrá dar el siguiente paso que lo acercará a una compra futura.

Educar a clientes potenciales – Compartir constantemente contenido con clientes potenciales le permite forjarse un posicionamiento e informar sobre aspectos relevantes de su industria y su negocio (razones de preferencia). Puede utilizar múltiples formatos como texto, video, imágenes, audios o enlazar a su página para que conozcan o descarguen información complementaria.

Hacer más visible su marca o empresa – En otras palabras, una página de Facebook le permite exponerse a su mercado objetivo. Como dijimos si bien no es gratis, pagar para atraer fans y luego para promover su contenido, es una forma efectiva y accesible de construir una comunidad de prospectos calificados.

Una página de Facebook es una poderosa plataforma de marketing, pero tiene que usarla de la manera correcta, para los objetivos correctos y con el contenido correcto. El gran beneficio de tener su página y crear una comunidad alrededor de ella es que está creando su propia «cantera» de clientes potenciales que le permitirá siempre tener un flujo constante de negocios en el futuro.