Valetodo Downtown: de discoteca LGBT+ a supermercado

Valetodo Downtown de discoteca LGBT+ a supermercado

Valetodo Downtown de discoteca LGBT+ a supermercado

La reciente «reapertura» de Valetodo Downtown fue una gran noticia, especialmente por la adaptación de su negocio a la nueva realidad. El más reconocido club LGBT+ de Lima ahora es un supermercado.

Los dos mil metros cuadrados de área en los que anteriormente se desplegaban majestuosos shows y disfrutaban cientos de personas, ahora están llenos de estanterías. El cambio a Downtown Market es una apuesta por mantener 120 empleos y seguir en contacto con la comunidad (lo cual también han hecho con fiestas virtuales gratuitas).

El show debe continuar

Tienen claro que aunque su modelo de negocio no sea el mismo, la experiencia y el espíritu no se deben perder. Con luces, música de DJ y eventualmente atuendos alusivos, los clientes de la discoteca ahora viven la marca de otra manera. Quienes trabajaban como artistas, en el bar o atendiendo mesas, ahora están en las cajas registradoras, reponiendo producto u orientando a los clientes en sus compras.

Cuide de su comunidad y su comunidad cuidará de usted

Hay una gran diferencia entre tener un negocio y cultivar una comunidad. El haberse posicionado por veinte años como un referente LGBT+, le da hoy las credenciales (y la clientela) para generar ventas y seguir siendo «la segunda casa» para muchos. No cualquier negocio puede convertirse de la noche a la mañana en supermercado y generar afluencia de público.

«Hemos sido y somos la segunda casa de muchos y muchas, dándoles un espacio de libertad y diversión con arte y entretenimiento. Han sido muchas generaciones las que han pasado por nuestras instalaciones y sabremos que tendremos muchas más. Nos hemos reinventado muchas veces y lo seguiremos haciendo. Siempre viendo para adelante», mencionan en sus redes sociales.

¿Cómo puede transformar su negocio?

Para definir hacia dónde debería migrar su negocio, piense en qué más le puede ofrecer a sus clientes actuales. ¿Hay algo por lo que sea reconocido?, ¿sus diferenciales pueden extrapolarse a otros productos o servicios?, ¿incluso nuevos segmentos de mercado?, ¿para qué más sirve lo que sabe hacer?

Por supuesto, el éxito no está garantizado y las iniciativas pueden no generar los ingresos que esperamos. Sin embargo, es mucho más peligroso no intentarlo.