Nuggets de Mercadeo: Warby Parker, una pequeña empresa desafía los grandes oligopolios

Warby Parker

La evolución y abaratamiento de la tecnología ha permitido reinventar muchos modelos de negocio. Internet ha democratizado el acceso a los mercados. Ya el poder no es de unos cuantos con los vehículos masivos de comunicación y los abultados presupuestos que suponen el control de los canales de distribución. Esas épocas muy pronto serán historia.

Este es el caso de Warby Parker, una empresa que eliminó la intermediación en la venta de anteojos de prescripción y gafas de sol, trasladando los márgenes de los minoristas al usuario final. Su filosofía es convertir los anteojos en un accesorio. La idea es que una persona pueda comprar varios pares para que le combinen con el vestuario o según su estado de ánimo.

Como ellos mismos lo plantean en su historia, «Warby Parker fue fundada con un espíritu rebelde y un noble fin: ofrecer anteojos con diseño a precios revolucionarios, liderando el camino hacia negocios socialmente conscientes».

Las nuevas plataformas de negocios están permitiendo a todo tipo de emprendimientos hacerse notar y conquistar la preferencia de miles de clientes alrededor del mundo. Esto no es un hecho aislado, esta es la inevitable tendencia que infortunadamente muchas empresas todavía se niegan a ver. Internet está generando (cada vez más) desintermediación en todo tipo de negocios.

Warby Parker Buy One Give One

Warby Parker está fundada en la idea de recibir y dar a cambio. Con su programa «Compre un par, De un par«, han entregado más de un millón de anteojos a personas de escasos recursos en 35 países alrededor del mundo. Por cada par de anteojos que usted compre, ellos entregan uno a una persona que lo necesita.

Cada día los grandes oligopolios son desafiados por pequeños negocios que ahora tienen el alcance y la visibilidad para promoverse a sí mismos y hacer historia. Internet no es un tema de tecnología, internet es una plataforma con la cual ahora cualquiera puede venderle a quienquiera en cualquier parte del planeta. No es que ahora el marketing sea digital, es que el mundo es digital.