¿Puede su página de Facebook ser el eje de su presencia online?

Página de Facebook vs página webEventualmente alguien me pregunta si la página de Facebook podría ser el eje de la presencia online de la compañía; pues es «gratis» y se pueden hacer gran cantidad de cosas, incluso vender productos!

Con la popularidad que tiene y las funcionalidades, aplicaciones e integraciones que ofrece, suena bastante tentador pensar que su página de Facebook podría ser el eje de su presencia online.

Sin embargo, la respuesta es un rotundo NO. Facebook no puede ser el eje de su ecosistema digital, así como no lo puede ser ninguna otra red social. La razón es muy sencilla, usted no controla Facebook.

Su página es prestada y toda la interacción con sus comunidades está determinada por las (permanentemente cambiantes) políticas de Facebook. Facebook no es gratis, no es un fin en sí mismo, y usted no controla la interacción.

Facebook no es gratis

Si le llama la atención volcar todos sus esfuerzos a Facebook porque es «gratis», piénselo dos veces. Las redes sociales no son gratis.

Es totalmente improbable que una compañía con sólo crear una página reciba fans de manera natural y espontánea. En mi experiencia, si no promueve su página a través de anuncios de Facebook para que la comunidad sepa que existe, permanecerá eternamente con los 100 o 200 amigos y familiares que lo apoyaron al comienzo.

Debe invertir en publicitar la página para atraer personas y crecer la comunidad. A medida que va creciendo su comunidad, se enfrenta a otro gran desafío: Facebook sólo muestra en promedio las publicaciones que hace en su página al 10%-15% de sus fans, por lo que ahora además debe pagar para  que sus fans vean lo que publica. (De ahí la opción publicitaria de «Difundir publicación«).

Mantener una vibrante comunidad en Facebook, no sólo cuesta dinero sino tiempo y recursos. Tener una página y hacer de Facebook un pilar de su estrategia online va mucho más allá de crear una página gratis y subir unas cuantas fotos.

Facebook no es un fin en sí mismo

Una página de Facebook es una gran herramienta para generar visibilidad, darse a conocer, interactuar y construir confianza en una comunidad, esperando que algunas de esas personas en el futuro puedan convertirse en clientes.

De allí entonces que el objetivo debe ser gradualmente movilizar a los miembros de la comunidad hacia un siguiente paso. Aquellos que estén interesados en conocer más de sus productos, servicios u otro tipo de relación comercial que se pueda establecer a futuro.

Su página de Facebook, además de ser un espacio para compartir, debatir y disfrutar, debe ser una fuente de clientes potenciales. De lo contrario puede quedarse eternamente conversando en Facebook sin movilizar a un siguiente paso.

El objetivo de su presencia en Facebook (y en cualquier otra red social), es construir una comunidad para luego invitarla a su propio local en internet, su página web. Independiente del negocio en el que se encuentre, debe entender que Facebook es una sala de espera, un lounge temporal, una antesala del show central, que es el contenido y todas las herramientas que ha preparado para sus visitantes en la página web. Este es el camino para forjar una relación más profunda y duradera.

Facebook no es para vender

Por supuesto que tiene la funcionalidad, por supuesto que usted puede instalar una tienda dentro de su página. Sin embargo, esto no significa que sea el lugar más efectivo para generar ventas y establecerlo como un canal importante de su estrategia de e-commerce.

Cuando la gente está en Facebook simplemente no está en modo comprar, está en modo qué está pasando con mis amigos. Las relaciones en las redes sociales son relaciones casuales por naturaleza. Son un muy buen primer paso para empezar a construir relaciones más profundas, pero es sólo el primer paso.

Por eso, pretender vender en Facebook es tan prematuro como pedir matrimonio en la primera cita. Use Facebook para crear una apasionada comunidad que luego pueda ir movilizando hacia su página web, su contenido, sus boletines electrónicos u otras formas de permanecer en contacto de forma regular.

Usted no controla su página de Facebook

Claro, usted decide qué aplicaciones instalarle, qué foto pone de portada y qué información comparte. Sin embargo, Facebook controla si la muestra, a quién se la muestra y cómo se la muestra. Facebook controla las funcionalidades. Facebook controla incluso la cantidad de texto que debe ir en su foto de portada (que no puede superar el 20% del área total y no puede invitar a ninguna acción). Facebook define sus propias reglas de juego.

Y no me malinterprete, Facebook es una herramienta muy poderosa, sólo debe saber usarla estratégicamente. Una página en Facebook es el comienzo de relaciones de confianza, pero luego debe seguir la conversación en el espacio donde controla la experiencia de sus clientes potenciales. Y este lugar es nuevamente, su página web.

Su página web es el eje de su presencia online

La página web es el eje de su ecosistema digital, es el lugar que construye, rediseña, administra, decora, organiza, fortalece y nutre permanentemente de contenido e información útil para clientes y prospectos. Es suya y usted la controla.

Su página web es el activo digital más valioso que pueda tener, bien sea que a través de ella construya base de datos de clientes potenciales, demuestre las ventajas de sus productos/servicios o enamore con una sorprendente primera impresión, la página web es donde todo acontece. (Especialmente cuando hablamos de las cosas que generan el dinero para pagar las cuentas).

Dedique grandes esfuerzos a fortalecer este activo, llévele tráfico y genere mayor conversión.

Facebook es una fuente de potenciales visitantes, es un lugar de conversación; pero donde todo se define, el lugar donde convierte sus esfuerzos en resultados concretos, es su página web.