10 errores comunes de marketing que cometen las pequeñas empresas

Dedicarse únicamente a sus redes, no revisar lo que hace su competencia, entre otros descuidos que nos pueden salir caros.

Antes de entrar en materia quisiéramos recordar que las pequeñas o medianas empresas no tienen un gran margen de error para maniobrar en cuanto a estrategias de marketing se trata, seguramente lograrán algún cojín en el cual recostarse pero un desfase o un olvido en este aspecto costará tiempo y recursos que en el futuro serán mucho más difíciles de recuperar.

Estos son algunas recomendaciones para ayudar a evitar el despropósito que mencionamos. Aquí hay una lista de los escollos más comunes en las movidas de marketing de pequeñas empresas. A lo mejor no está cometiendo ninguno de estos desaciertos, algo que sería genial. Sin embargo, puede que encuentre una combinación o configuración y buscamos lanzar una cuerda de rescate antes de que sea demasiado tarde.

1. No tiene un sitio web

Según estudio adelantado por SCORE “Solo el 51% de las pequeñas empresas tienen sitios web”, algo que suena increíble pero que explica mucho dentro de este sector.

Esto, sencillamente no puede ser, no puede pasar. Pasa que algunos propietarios de negocios piensan que no necesitan un sitio web porque son un negocio local, de venta a mano que simplemente no lo considera necesario. Sin embargo, el 97% de los consumidores buscan en línea productos y servicios, y más de la mitad de las búsquedas son locales. La gente encontrará (o no) su negocio en línea antes de ir (o no irá) a su punto de venta. En pocas palabras: SÍ o SÍ necesita un sitio web.

De otro lado, tal vez considere que crear un sitio web es demasiado difícil o demasiado costoso y no tiene que ser difícil o costoso. Usted puede lograr sitios por menos de US$400 anuales en sitios como Wix, GoDaddy, Weebly, Squarespace, entre otras.

2. No hace seguimiento a los resultados

Esto debería ser considerado un delito porque hasta en empresas desarrolladas o de envergadura mayor suele suceder.

Si no realiza un seguimiento, realmente usted no sabrá qué es lo está funcionando y que no, usted puede estar desperdiciando su dinero. Está bien cometer errores, siempre y cuando aprenda de ellos. Si no rastrea, si no realiza un seguimiento a cada uno de sus procesos no hay forma de aprender de ellos. Lo peor de todo, nunca podrá mejorar.

Lo más grave de este asunto es que si usted ya está invirtiendo dinero para una estrategia de marketing, además de desperdiciar sus recursos, está desperdiciando datos que le pueden ayudar a mejorar en todas las áreas de desempeño de su empresa. Repetimos, no hacer un seguimiento a sus resultados y movimientos es casi un crimen contra su negocio y sus clientes.

3. No tiene idea de lo que sus competidores están haciendo con su marketing

Este es un “delito” derivado del anterior y se relaciona con la capacidad que usted está desperdiciando para descubrir qué lo que funciona o no, que muchos propietarios de pequeñas empresas ignoran por completo.

Manténgase al tanto de lo que están haciendo sus competidores incluso si no están en su ciudad o en su circuito de ventas. Encuentre al menos otros tres negocios como el suyo y que demuestren buenos resultados para que evalúe sus tácticas de marketing.

Allí, en ese ejercicio de comparación y seguimiento podrá leer parte de sus fracasos y éxitos. Preste especial atención a las formas que repiten para descartarlas y esté atento a lo que haga mes tras mes. Puede aprender de cada error que cometan. Solo hay que prestar atención.

4. No olvide que usted también es un negocio

A este olvido o error no suele dársele la importancia necesaria y en algunas oportunidades usted puede abrir un negocio paralelo al principal sin usar su nombre y puede que le resulte bien.

Comience a notar cuántos negocios hay como el suyo que necesita atención desde dentro del gremio y piense qué podría hacer desde su experiencia particular en el mismo, recuerde que no todo negocio tiene que ser particularmente visibles para lograr grandes ganancias sin olvidar que desde otra orilla ese mismo enfoque acabaría su negocio principal.

Posicione su nombre como una marca y recuerde que tiene el respaldo de un primer negocio.

5. Está enfocado en la audiencia equivocada

Esto puede destruir completamente cualquier estrategia de marketing y a un buen negocio. Algunos propietarios de negocios tienen una visión tan clara y enfocada de quiénes quieren que sean sus clientes que pueden estar completamente cegados a los clientes que realmente tienen.

Aquí hay un ejemplo: Alguien abre una cafetería en un club y piensan que sus clientes ideales serán las mamás de niños jugadores de fútbol y los hipsters por los bocadillos que sirve. Sin embargo, día tras día, más de la mitad de sus mesas están llenas hombre mayores y pensionados que regresan de jugar tenis en un campo cercano. Las otras mesas están vacías.

Sin embargo, el propietario sigue promoviendo postres pesados y batidos. Los asistentes solo quieren un buen sándwich, una cerveza o dos y un lugar relajado para refrescarse antes de irse a casa. No quieren muffins y malteadas.

Este tipo de desajuste puede ocurrir de varias maneras: Puede ser alrededor de una característica de un producto. El propietario cree que la gente está comprando su producto por la razón A, sin embargo, la gente realmente lo está comprando por la razón B. Desafortunadamente, todo el marketing de la compañía se basa en la razón A. Ese error, esa mala interpretación de su audiencia, y el cual le pueden estar costando una cantidad no contabilizada de ventas.

6. Contratar personas para que hagan marketing por usted

No hacerlo más que un error gira en torno de dos cuestiones: No saber sobre marketing y no identificar qué tipo de marketing debe contratar.

Mientras busca a quién contratar debe asesorarse, investigar y lo más importante realizar un perfil de lo que requiere para su negocio. Con esto claro, la contratación de un encargado de su marketing le será más sencilla.

Necesita conocimientos de marketing y eso no significa que tenga que ser un experto, solo necesita lo suficiente para poder saber cuándo está hablando con un experto y cuando estás hablando con un charlatán.

Encontrará información a granel en internet y los podcasts de especialistas son una excelente manera de averiguar qué funciona. Hay docenas de expertos en mercadotecnia para pequeñas empresas que pueden ayudarlo. Pero realmente necesitas pasar de 2 a 3 horas cada semana solo para aprender sobre marketing. Esta es la mejor manera de evitar los errores de marketing más importantes y más comunes en este aspecto.

7. No tener un plan de marketing por escrito

¿Alguna vez escuchó acerca de cómo lo mejor para asegurar que su negocio tenga éxito es escribir un plan de negocios? Bueno, funciona de la misma manera para el marketing.

El tiempo y los presupuestos son cortos, por lo que hay una necesidad de omitir tantos pasos “innecesarios” para la comercialización como sea posible. Planear su estrategia de marketing, las tácticas específicas que usarán, cuánto costarán y cuánto tiempo tomarán, aumentarán dramáticamente sus posibilidades de éxito.

Una prueba reciente de esto apareció en el informe de Content Marketing Institute y Marketing Profs 2015 B2C Content Marketing Trends, Donde se demuestra que los comercializadores con una estrategia de marketing de contenido escrito tenían el doble de probabilidades de decir que su marketing era efectivo en comparación con aquellos que no tenían una estrategia escrita. En el nivel más bajo de comercializadores (según la calificación de la efectividad con la que calificaron el marketing de contenido), solo el 5% tenía una estrategia escrita.

Puede planear y escribir un buen plan de marketing en una tarde. De 3 a 5 horas invertidas en una buena estrategia podrían valer la pena para duplicar la efectividad de su presupuesto de marketing.

8. Dedica más trabajo en sus cuentas de redes sociales que a su sitio web

Cuando el boom de las redes sociales explotó por primera vez hace un par de años, hubo muchas conversaciones sobre cómo dirigir el tráfico a los sitios de redes sociales. Algunas de las principales empresas incluso discutieron cerrar sus sitios web y simplemente centrarse en sus páginas de redes sociales, especialmente en su página de Facebook.

Nuestra recomendación ahora no se desgaste más de lo necesario en las redes sociales, en última instancia, hacer que la gente vuelva a su sitio web es lo que debemos hacer y esta nota lo demuestra. Las redes sociales son excelentes para atraer nuevos prospectos y como un canal para interactuar con los ya existentes, pero no es un reemplazo para su sitio web. Siempre tenga en cuenta: No construya su casa en un terreno alquilado.

Existen múltiples testimonios de empresarios que se montaron en el caballo de batalla de las redes sociales y ni siquiera pensaron que necesitaban un sitio web. Este es un error costoso.

La mejor noticia es que no tiene que contratar a alguien a tiempo completo para realizar marketing de su página web, dedíquese a realizar buenos contenidos y muévalos entre sus contactos, realice envío de correos y asegúrese de contratar un servicio de manejo de redes que se ajuste a su presupuesto.

9. Invertir su presupuesto de marketing en una sola cosa

Es aún peor si gastó su presupuesto en algo que nunca antes había probado. Este error ocurre mucho, especialmente cuando los empresarios invierten su presupuesto en un lanzamiento, creyendo que esto logrará romper el hielo del mercado de forma más rápida o eficiente.

Agregue esto al error, quizás más fatal de una pequeña empresa, y es que no cuenta con fondos suficientes, con ello tendrá una receta para el fracaso.

10. El peor de todos: ¡No hace marketing!

Lo más riesgoso de todo es que este es peligrosamente tentador y hay tantas buenas justificaciones para ello. “Si solo creamos un producto / servicio / tienda de clase mundial, el mundo nos encontrará”. Pues… No. El mundo no lo hará. Incluso las empresas más increíbles del mundo, que a menudo se piensa que no hacen ningún tipo de marketing, realmente hacen marketing. Simplemente lo hacen para que no lo reconozcamos como marketing.

“Si no gastamos dinero en marketing, podemos invertir todo ese dinero en mejorar el negocio”. Sin marketing, el motor de su negocio no tiene gasolina.

El problema es, por supuesto, que incluso sin marketing, ya está sobrecargado de trabajo. Ya tiene poco presupuesto. Tiene una docena de otras razones por las que le gustaría omitir el marketing, lo que muchos de ustedes hacen. De hecho, el 19% de los empresarios no hace ninguna comercialización.

El centro de todo este tema es que usted debe hacer marketing, pequeño, grande, diseñado y planeado, pero debe hacerlo por el bien del crecimiento de su negocio. Deje de ver el marketing como un gasto (se viene la frase más cliché del negocio) y asúmalo como una inversión que le dará retornos.

Finalmente, comience de a pocos, realice un seguimiento inteligente y expanda lo que funciona dentro de sus planes.

 


Artículos Relacionados

    Periodista, investigador económico y colaborador de Bien Pensado. Historiador, escritor y autor de novelas (El Instalador-Manual de Levitación Magnética) y cuentos de ciencia ficción (Relojes que no marcan la misma hora) y género negro. Cofundador del movimiento literario Las Filigranas de Perder. Ha estado vinculado a distintos medios periodísticos, y cree profundamente que la historia de una sociedad se transforma reconstruyendo su imaginario a partir de nuevas propuestas narrativas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    8 thoughts on “10 errores comunes de marketing que cometen las pequeñas empresas

    1. Estoy de acuerdo… La utilización de los datos es un factor clave que no puede desperdiciarse. Es importante hacer un buen uso estadístico para conocer mejor el funcionamiento de las empresas.

    2. Muy acertado, pocos piensan en nosotros los pequeños empresarios. Eso de estar atentos a la competencia no lo hacemos. Gracias por la lección.