Comenzar un negocio tiempo parcial vs. tiempo completo

Montar-negocio-tiempo-parcial-o-total

Adaptación del artículo de la revista Entrepreneur, acerca de qué considerar cuando seleccione el camino para su negocio.

Incluso si ha considerado dedicarse a su negocio de tiempo completo, el hacerlo parcialmente puede ofrecer grandes ventajas. Reduce el riesgo al apalancarse en el ingreso de su trabajo actual y permitirle a su negocio crecer gradualmente.

Sin embargo, el desarrollar su negocio en tiempo parcial también tiene sus desventajas. Muy poco tiempo para mercadeo, estrategias y construcción de una clientela. Los clientes pueden sentir que no está ofreciendo un servicio al cliente adecuado. También corre el riesgo de quemarse. Tener un trabajo tiempo completo y además emprender un negocio de tiempo parcial puede dejarlo con muy poco o ningún tiempo libre, lo que puede afectar también su vida familiar.

Esto no significa que un negocio medio tiempo no funcione. Debe tener un excelente manejo del tiempo, una férrea disciplina y el apoyo de familiares y amigos. Como dice Arnold Sanow, es el fuerte compromiso. “No crea que porque ya tiene un empleo, no tiene que trabajar duro en su negocio. Debe tener un plan de ataque”.

Antes de considerar qué es más apropiado para su negocio, evalúe los siguiente.

Evalúe el potencial de su idea

Si encuentra que hay una necesidad insatisfecha para su producto o servicio, baja competencia y un grupo de entusiastas consumidores listos para atender, entonces empezar un negocio tiempo completo puede ser lo mejor. Por otro lado, si identifica que el mercado no soporta un negocio tiempo completo pero con un adecuado mercadeo podría hacerlo en el futuro, entonces es mejor empezar dedicando tiempo parcial.

Investigue la competencia en su industria, la economía y los datos demográficos. Desarrolle un plan de negocio con metas y estrategias claras. Incluso si inicia tiempo parcial, debe tener un plan claramente definido para facilitar luego la transición a un negocio tiempo completo.

Revise sus finanzas

Antes de lanzarse tiempo completo con un negocio, los expertos recomiendan tener ahorrado el suficiente dinero para vivir por lo menos de seis meses a un año. Su plan le mostrará cuánto dinero debe requerir para el desarrollo del negocio.

Considere sus ahorros, o activos que pueda convertir en flujo de caja, así como familiares y amigos que puedan financiarlo. También el alcance de los ingresos familiares para determinar si están en capacidad de sostener los gastos mientras usted desarrolla su negocio.

Si está iniciando tiempo parcial, establezca las prioridades financieras. ¿Cómo sabrá cuando el negocio esté generando el suficiente dinero para dejar su empleo de día? El consejo de Sanow es cuando el negocio de tiempo parcial esté generando el equivalente al 30% de su salario de tiempo completo.

Incluya su familia en el proceso

Los aspectos emocionales y psicológicos de empezar un negocio son tan importantes como los financieros y de mercado. ¿Sus familiares cercanos apoyan su emprendimiento? ¿Entienden los sacrificios que esto implica?

Establezca reglas para su negocio parcial, por ejemplo no trabajar los domingos por la tarde o no hablar del negocio en la mesa.

No se olvide de sus propias necesidades

Si la idea de dedicarse tiempo completo lo desvela, es probable que iniciar tiempo parcial sea lo mejor. Por otro lado, si usted requiere trabajar largas jornadas, se tarda una hora o más para llegar o salir de se trabajo y tiene gemelos de dos años, por ejemplo, agregar un negocio tiempo parcial puede crear un desastre.

Sopese los efectos de un negocio tiempo completo versus tiempo parcial en su vida. Es muy probable que trabaje por las noches, fines de semana y a las horas de almuerzo, incluso los festivos, cuando esté enfermo y durante las vacaciones. Este es el tipo de compromiso que debe asumir si espera que su negocio sea exitoso.

Lanzarse tiempo parcial o total es una decisión que solo usted puede tomar. Cualquiera que decida, el secreto del éxito está en una evaluación honesta de sus recursos, su compromiso y el apoyo con el que cuente. Con estos factores en mente, estará en capacidad de tomar la decisión más adecuada.

Autor de Yellow, Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *