Honest Kids: Un nicho que se volvió masivo

Las categorías evolucionan y una que no es la excepción es la de jugos para niños. Con una creciente presión del mercado por bebidas con menos azúcar, esta compañía logró posicionarse como una opción saludable y responsable frente a su mercado en tés, bebidas refrescantes y jugos.

Lo que dicen las marcas

Históricamente las marcas que comercializan productos para niños se han enfocado en aspectos como diversión, disfrute, colorido y entretenimiento.

Los clientes están evolucionando y aunque cambiar tendencias es un enorme desafío, quien lo hace primero obtiene grandes resultados.

Honest Kids

Honest empezó como un pequeño emprendimiento en 1998, enfocado en producir y comercializar bebidas que redujeran el azúcar. Su producto estrella fue el té, para luego pasar a bebidas y jugos para niños. Algo que empezó como una inspiradora idea de ofrecer productos más sanos, es hoy es una división de Coca-Cola, quienes adquirieron la empresa en 2011 y hoy vende más de 160 millones de dólares. Los clientes aprecian cada vez más lo natural, pero sobretodo, la honestidad.

Storytelling es parte de la magia

Desde la forma como empezó la compañía y lo que los inspiró, hasta el mensaje de los hijos de los fundadores detrás del empaque del producto, todo suma al posicionamiento de la marca.

En el reverso del empaque está el mensaje de los hijos de los fundadores:

«LA IDEA. Mensaje de los hijos de Seth y Barry. Nuestros papás comenzaron a hacer estas bebidas para grandes llamadas Honest Tea. ¡A-bu-rri-do! Les dijimos que queríamos nuestras propias bebidas, algo cool y diferente. Así que ensayaron varias recetas y finalmente llegaron a Honest Kids. Las bebidas saben fantástico, y porque no son muy dulces y no hay nada artificial, sus papás disfrutarán comprándolas tanto como nosotros disfrutamos tomándolas. Honestamente, Elie & Zoe»

La esencia de la diferenciación

Cuando se trata de diferenciarse, nunca subestime nada. Cada elemento puede llegar a ser un gran diferencial para un segmento de mercado. En este caso, algo que aparentemente es para un «nicho», ha alcanzado grandes niveles de ventas apalancados en su modelo de distribución intensiva.

El mercado de bebidas ha tenido argumentos diferenciadores, como este otro caso de una empresa que utiliza el hecho de que tiene un negocio justo con los cultivadores de las frutas para sus jugos.

En su propio negocio, el hecho de que aun algunos de sus argumentos no resuenen masivamente y aunque pareciera que la gente no valora los diferenciales; esto no significa que no tenga potencial, si lo comunica de la manera correcta.