La Librería de Ana: amplificación de la experiencia de lectura

La Libreria de Ana Cajas Lectoras Blog

No se trata de las cosas que compramos, sino de lo que estas representan para nuestras vidas.

Los productos o servicios no sólo son importantes por sus características o beneficios funcionales, sino especialmente por el valor emocional que les asignamos. No se trata de las cosas que compramos, sino de lo que estas representan en nuestras vidas. Por ejemplo, una cosa es vender un libro y otra muy distinta, una experiencia de lectura.

«Cajas lectoras» como concepto integral

Bajo el principio de crear experiencias y no sólo vender productos, La Librería de Ana en Bogotá creó para el día del padre sus “cajas lectoras”. Cada caja incluía, además del libro de su predilección, una cobija, café, trufas y entrega a domicilio. No vendían un libro sino la experiencia que el leer representa en nuestro imaginario.

Esa ha sido la pasión de sus propietarios, Ana Ximena Oliveros y Mario Villegas, irradiar la pasión por las letras plasmada en cada historia y cada mundo mágico al que nos transportan. Como me lo comentó Mario: “La idea es que la persona reciba no un libro, sino horas de placentera lectura”. Convirtieron cada libro en una aventura, en un espacio y momento íntimo para el lector.

El cliente tenía la posibilidad de personalizar su caja de acuerdo a lo que quisiera incluir, dando así alternativas accesibles a cada presupuesto. Crearon cinco opciones de cajas, desde COP$ 45.000 (US$ 12) hasta COP$ 85.000 (US$ 23), adicional al libro seleccionado. Si bien el cliente podía incluir cualquier título, el ofrecer categorías con sugerencias preestablecidas facilitaba la decisión para muchos y definía la compra.

Cajas Lectoras La Libreria de Ana 1Cajas Lectoras La Libreria de Ana 2

Cajas Lectoras La Libreria de Ana 4Cajas Lectoras La Libreria de Ana 3

Cajas Lectoras La Libreria de Ana 6Cajas Lectoras La Libreria de Ana 5

La iniciativa tuvo tanto éxito que aunque inicialmente se pensó como un producto de temporada para el día del padre, ahora es parte de la estrategia comercial a futuro. «La idea es mantenerlo con variaciones alusivas a las fechas como día de la madre, vacaciones, amor y amistad, entre otros», agrega Mario.

Amplifique la experiencia

No se trata de lo que vende sino de cómo lo vende. Mejorar la experiencia alrededor de su producto o servicio puede ayudarle a diferenciarse del resto y hacerse más atractivo frente a otras opciones.

  • ¿Puede su negocio incrementar la percepción de valor y amplificar la experiencia?
  • ¿Crear combos o «empaquetar» servicios para incrementar la transacción promedio?
  • ¿Hay otras categorías de producto con las que se pudiera vincular o asociar?
  • ¿Puede añadir variedad a través de una «personalización estandarizada«?