No le tema a los precios de la competencia

No somos víctimas del mercado, sino de nuestra falta de diferenciación

No le tema a los precios de la competencia. Témale a no poder explicar los suyos. Usted no es víctima de la competencia, o del poder de negociación de clientes con grandes volúmenes que presionan por bajarle los precios.

No es víctima de la economía o de lo que pasa a su alrededor. Es víctima de su falta de diferenciación; de no darle razones suficientes a los clientes para que entiendan por qué es una mejor opción, especialmente si cuesta más que sus competidores. Entienda qué tiene, qué resuelve mejor que no resuelve otro en el mercado, y que es importante para su cliente. Así se podrá parar frente al cliente y estar seguro que tiene algo relevante, que tiene poderosos diferenciales.

No le tema a los precios de la competencia. Témale a no poder demostrar los suyos. Para vender barato no se requieren vendedores. La principal misión que tiene, comercialmente hablando, es demostrar valor. Porque el precio es una relativa percepción de valor.

No hay nada caro o barato per se, depende de lo que el cliente perciba que está recibiendo a cambio. Aspectos tangibles o intangibles que suman a su propuesta de valor. No se queje de la competencia o del poder de los clientes. Enfóquese en buscar alternativas, encuentre o construya sus diferenciales y deje de competir por precio.


Autor de Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Responder a David Gómez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 thoughts on “No le tema a los precios de la competencia

  1. Hola, me gusta el mensaje “No le tema a los precios de la competencia. Témale a no poder demostrar los suyos”. Muchos de los empresarios se preocupan mas por lo que hace la competencia y se olvidan en diferenciarse de ellos, excelente articulo, saludos

  2. MUY BIEN REPITO QUE TUS VIDEOS Y CLASES SON EXCELENTES, hoy te vi en la presentación de ESENTTIA en el hotel Radisson de Bogotá y fue una charla muy diferente muy fuera de lo normal de otras charlas sobre tu libro BUENO BONITO Y CARITO. Los comentarios de mis compañeros fueron geniales, te felicito muy buena presentación, muy animada y me recordó de otra forma tu libro. Eres el único que pone a la gente a pensar en otras cosas y no en PRECIO, pues repito que el nivel de incompetencia se mide por el nivel de precios. Entre más bajos tus precios, mas bajo tu nivel de incompetente, la guerra de precios la gana el que la evita, obteniendo el resultado sin competir por precio.

  3. Hola David, no esta más disponible tu libro en Amazon o Google?
    Referente al tema del video, nosotros tenemos mucha competencia en nuestro rubro y la mayoría nos compite en precio. Yo se que tengo un producto diferente pero me cuesta mucho explicar en palabras cual es nuestro diferencial.

  4. David, gracías; soy gerente de unos restaurantes en la ciudad de Cali, y la filosofia de la cual tú hablas, me ha dado mucha seguridad y me ha permitido ser más rentable.
    No ganarme el cliente por precio, sino por valores de diferenciación.