Ejemplo de reinvención: Andrés Carne de Res experiencia digital en casa

Andres en Casa DG

Andres en Casa DG

El aislamiento ha sido un enorme desafío para todos los negocios. Lentamente estamos aprendiendo a operar bajo circunstancias de incertidumbre y a cambiar la forma de interactuar con nuestros clientes.

Muchas empresas ante la imposibilidad de vender, han aprovechado el tiempo para afianzar la relación con sus clientes, como es el caso de algunos restaurantes. Si bien los domicilios han generado algún ingreso (en los países donde son permitidos), es claro que no son tan representativos como para compensar las ventas habituales. Sin embargo, mantenerse en el radar cumple otros objetivos: fortalecer el posicionamiento de marca y cultivar relaciones que generarán ventas pos-aislamiento.

¿Se puede «virtualizar» la experiencia?

Este es uno de los mayores retos para quienes se apalancan en la experiencia del cliente como aspecto diferenciador. Si lo que lo alejaba del resto era el ambiente, la atención, el servicio, la decoración, la magia y lo que sucedía en vivo con sus clientes, ¿cómo sobresalir cuando ahora todos compiten por igual en la atención a los hogares?

La pregunta que muchos empresarios se hacen es, ¿cómo «exportar» virtualmente la experiencia que el negocio proveía de manera presencial? En medio de una competencia feroz por los domicilios, ¿cómo ser más atractivos y lograr la preferencia?, ¿cómo aflorar emociones en los hogares para fortalecer la conexión con la marca?

Andrés en Casa: una experiencia digital

Andrés Carne de Res, el reconocido restaurante, bar, bailadero, miradero, conversadero y estadero, decidió recrear la experiencia de sus restaurantes en los hogares de los clientes a través de lo que llamaron «Andrés en Casa: una experiencia digital», evento que realizaron el 9 de mayo pasado.

Andres en Casa experiencia digital

Por la compra de un kit que incluía lomo al trapo, cocteles, decoración y complementos, podía participar en el evento virtual de 6:00pm a 10:00pm por Zoom. La actividad incluyó música, dirección de un chef para preparar el lomo, artistas invitados, cantantes e interacción continua con los animadores. Una experiencia bastante entretenida que demuestra que con voluntad y mucha creatividad, podemos «exportar» bastante bien la experiencia a nuestros clientes.

Kit Andres Carne de Res en casa

Refuerce la experiencia virtual de su negocio

Piense en alternativas creativas y de bajo costo para amplificar lo que los clientes experimentan cuando le compran. No haga un simple despacho a domicilio, ¡cree magia! Complemente su producto con un mensaje significativo, envíe un correo, mantenga a los clientes informados con divertidas instrucciones, cree una playlist en Spotify para que los clientes escuchen mientras sus clientes disfrutan su producto o servicio.

Una vez más, recuerde que no se trata de lo que vende, sino de cómo lo vende. Es la experiencia, los periféricos, lo que complementa la esencia lo que le agrega valor y lo diferencia de los demás. Este ejemplo nos demuestra que el confinamiento no es una excusa para no sorprender y continuar enamorando a los clientes.