Lo que he aprendido después de escribir 1000 artículos

1000 artículos :)

También puede escuchar este audio directamente en nuestro canal de Souncloud.

Hoy estoy conmemorando mi artículo número 1000 (aquí puede ver el listado completo de los 1000 artículos). Hace poco más de cinco años que empecé este proceso; y si hoy tuviera que escoger una acción que dijera que ha sido la más importante para el desarrollo de nuestro negocio, sin lugar a dudas sería la generación de contenido.

Actualmente tenemos en nuestra página cerca de 1200 artículos (contando los de todos los que escribimos en bienpensado.com), dentro de los cuales hoy estoy contribuyendo con mi artículo número 1000. A lo que nos ha ayudado, entre muchas otras cosas, es a construir nuestra reputación a lo largo de los años. Por eso hoy quiero aprovechar este artículo 1000 para compartirle los aprendizajes y lo que considero de utilidad para cualquier compañía que esté pensando o esté comenzando a crear contenido, y lo que esto ha significado para nosotros.

No todos los artículos son “escritos”

Antes de compartirle cuáles han sido nuestros aprendizajes y para lo que nos ha servido generar contenido, quisiera aclarar que cuando hablamos de generar contenido, no necesariamente hablamos de escribir artículos. De hecho de los 1000 artículos, no todos son literalmente “escritos”, muchos de ellos inician con un audio o un video, y luego los transcribimos. Lo importante es compartir información, y si bien escribir es una de las formas, a muchas personas no se sienten cómodas haciéndolo. Puede hacerlo de otras formas, pero lo importante es que en la medida que compartamos información, estamos exponiéndonos y estamos generando mucha más visibilidad para nuestros negocios.

Por qué empecé a escribir

Empecé a escribir porque sentía la necesidad de compartir experiencias que había tenido y que podían ser útiles para otras personas. Ahí es donde todas estas plataformas como los blogs, o cualquier otro sistema de amplificación, nos permite establecer un punto de vista y llegar a muchas más personas. Esa fue la gran motivación que tuve desde el comienzo. ¿Cómo cuento lo que sé?, ¿cómo cuento lo que estoy viviendo?, ¿cómo cuento lo que estoy aprendiendo?, ¿cómo lo comparto para que más personas también puedan conocerlo y asimismo conocer la opinión de otros? Ese fue el origen de todo este proceso.

El contenido nos da a conocer

Bien Pensado empezó a finales de 2009 (Octubre). Yo empecé a escribir en Mayo de 2010 y desde ese momento hemos ido ganando tracción y mucha visibilidad, hasta llegar a hoy en día a 140 mil personas visitantes únicos/mes que llegan a nuestra página. 4600 personas diarias nuevas están viendo nuestra página web, y de esas personas el 80% vienen por búsqueda orgánica de Google. Eso es lo que hace el contenido. Tenemos ya tanta información, tantas respuestas a preguntas que la gente está obteniendo sobre los temas que tratamos, que todos los días nos están encontrando en Google. Crear información ha sido una excelente herramienta para atraer personas hacia nuestro sitio a que conozcan que existimos y a que vean todo el contenido que estamos generando. El contenido es un gran generador de visibilidad y ese ha sido el principal beneficio de crear información. Darnos a conocer y exponernos a gente que seguramente antes no sabía que existíamos y que hoy saben que existimos. Y eso pasa en muchas de las compañías, hay mucha gente que necesita lo que usted ofrece, pero que no saben que usted existe. El contenido poco a poco (porque es acumulativo), le va a generar mucha más visibilidad.

El contenido genera confianza

En muchos de los artículos que hemos escrito, hablamos de la necesidad de generar confianza en clientes potenciales antes de ir por la venta. Hemos hecho la analogía diciendo que las ventas son como el amor; que uno no puede pedir la mano en la primera cita; que la gente necesita saber quiénes somos, qué hacemos y cómo nos comportamos; y si lo que vendemos es lo que necesitan. Las personas necesitan primero confiar, saber algunas cosas antes de tomar una decisión. Aquí es donde el contenido juega algo muy importante, porque al estar continuamente exponiéndose, exponiendo su punto de vista, le permite a la gente forjarse una idea de cuál es su posición. ¿Si no hay elementos de juicio, cómo la gente va a tener una imagen, una idea o un punto de vista de lo que hacemos? Si en la página web solamente tenemos nuestra historia, quiénes somos, nuestros productos, etc.; estos enfoques nos muestran como una gran compañía que genera grandes soluciones, pero no tenemos otro ángulo desde el cual aproximarnos a los clientes potenciales, desde la generación de valor y desde la generación de contenido útil que le permita a la gente concluir que sabemos del tema y que conocemos de lo que hablamos. La gente se afilia con nuestro punto de vista o definitivamente no le gusta; pero es un punto de partida, para que la gente confíe en nosotros. El permanecer en el tiempo y el saber que continuamente se está generando información de valor, es lo que hace que a la gente le genere esta familiaridad que a la larga termina generando confianza, que es un requisito fundamental para generar una venta.

El contenido permite crear comunidad

Es muy diferente cuando uno solamente está “lanzando” contenido, a cuando estamos realmente construyendo comunidad. Construir comunidad significa interactuar con las personas, significa que el contenido es el punto de partida que se pone sobre la mesa, que genera una conversación, una discusión, comentarios en el blog, comentarios en las redes sociales. Es crear un dialogo con otras personas que si bien uno puede ser el que lo genera, el gran beneficio es que somos muchos participando, al final del día con otras contribuciones, con otros puntos de vista, que enriquecen justamente toda esta generación de información. Es otro gran beneficio, pasar de solamente “lanzar” información a realmente construir comunidades. Es mucho más poderos y es de mucho más largo alcance.

El contenido ayuda a permanecer en el radar

Es estar en la mente de las personas por mucho más tiempo. El contenido es la razón que tenemos para exponernos reiteradamente a las personas, a la comunidad en general. Pueden ser prospectos, clientes, aliados, colegas u otro tipo de entidades. La información es el oxígeno que va irrigando todas las herramientas. En nuestro caso por ejemplo, el email que enviamos con el boletín semanal es un contenedor de información, donde compartimos nuestros artículos a la comunidad, más otro tipo de contenido, y es lo que nos permite estar allí siempre. Sus clientes pueden demorarse en tomar la decisión, o un prospecto puede enterarse que uno existe, pero no tener algo en este momento que necesite, y si no estamos allí cuando sea el momento, no vamos a ser la primera opción.

Una decisión de compra se puede demorar una semana, un mes, un año o mucho más, y si solamente aparece esporádicamente, no va a ser la primera opción. A diferencia de la publicidad, que solamente la hacemos cuando tenemos presupuesto o tenemos posibilidad de invertir, es una presencia muy esporádica y es muy diferente. Los clientes o prospectos no reciben igual la publicidad que el contenido de valor. La gente está más dispuesta a recibir recomendaciones, tips o ideas, a simplemente publicidad diciendo “Cómpreme”. Por eso el contenido es más efectivo en términos de construir relaciones y de permanecer en el radar por mucho más tiempo; para cuando sea el momento, hoy o en 5 años, la gente sepa que ahí estamos. Los clientes saben que cuando nos necesiten, ahí está la información que es este vehículo que constantemente cumple el rol de decirle “Hola, aquí estoy por si acaso, para que sepa. Aquí le mando esta información, seguimos hablando”. No es la presión comercial de ventas que se ve en la comunicación de la publicidad habitual.

El contenido nos obliga a ser mejores

El contenido nos obliga a estar actualizados. Cuando voy a escribir, investigo, estoy evaluando casos, siempre a la vanguardia, conociendo algo nuevo. Cuando tocamos algún tema, nos documentamos para saber qué otra información existe. Nos obliga siempre a estar un paso adelante y a no quedarnos con lo que ya sabemos. El generar información y exponerla públicamente, es una gran responsabilidad que implica que debemos estar constantemente actualizando y refrescando nuestro punto de vista; que esté en línea con las expectativas de nuestra audiencia y que no es solamente sea escribir lo que a uno le parezca, sino lo que sea de mayor utilidad para la gente. Las personas que consumen nuestros contenidos son finalmente para las cuales esto tiene sentido. Ahí es donde la información genera mucho valor y construye toda esta reputación, toda esta visibilidad, para que realmente sea una alternativa y una ayuda, algo de utilidad para la gente.

Construyendo relaciones de largo plazo

El haber escrito estos 1000 artículos me ha permitido aprender. Me ha permitido ser un mejor profesional. Me ha permitido darme a conocer. Me ha permitido crear comunidades, construir relaciones con personas maravillosas. Exponernos, estar en el radar de muchas personas y crear relaciones de largo plazo. Vuelvo con lo que comencé. Si tuviera que escoger cuál ha sido la acción más efectiva de todas las cosas que hemos hecho en estos años para posicionar a la empresa; es crear contenido. Exponernos, construir comunidades y establecer un punto de vista frente a los aspectos que sea que tratemos en nuestra compañía. Es una invitación a que no lo dejemos de lado. Cualquier negocio, independiente de la industria en la que se encuentre; vendiéndole a otras compañías, a usuario final, productos o servicios; cualquier negocio es sujeto de crear información. En la medida que construyamos relaciones basadas en el valor, los clientes llegan. La venta es una consecuencia lógica de resolver las inquietudes de los clientes, de generar confianza y de construir relaciones.

Muchas gracias por haber estado todos estos años a nuestro lado. Sea que nos conozca de tiempo atrás o desde hace poco, nuestro objetivo es construir relaciones de largo plazo.

Recursos complementarios:

Artículos Relacionados

Autor de Yellow, Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 thoughts on “Lo que he aprendido después de escribir 1000 artículos

  1. Es la primera que comento en un blog pero debo expresar mis mas sinceros agradecimientos a David a quien leo todas las semanas y a quien tuve la oportunidad de conocer en la ciudad de Cúcuta en su conferencia y conté con la suerte de que me permitieran asistir al encuentro realizado una vez acabada la conferencia.

    Sus consejos me han permitido avanzar exponencialmente en mis dos empresas. Infinitas gracias

  2. !Enhorabuena! Me alegro de haber encontrado el contenido de este blog que ciertamente es de alta calidad. 1000 artículos no los hace cualquiera, felicidades.

  3. Buenas trades!
    David Gomez!

    Felicitaciones ! por la disiplina para lograr llegar a los 1000 articulos o expresiones de su pensar.

    Definitivamente refrescante, cada articulo trae un aprendizaje del Nuevo Marketing por el respeto al Cliente, al producto o idea que ofrecemos y por nosotros mismos como profesionales..

    Gracias ! por su entrega al servicio de la comunidad.!

    Cordialmente,

    Luz Marina Alvarez G.
    Asesora Tècnico Comercial
    Sumiprint S. A. S

  4. Felicitaciones, por el “marketing-gol” número mil, David. Mis respetos y sincera admiración por tu trabajo. Recibimos siempre enormes beneficios. Tus orientaciones prácticas nos ayudan a afrontar las siempre cambiantes realidades del mercado. “La constancia vence lo que la dicha no alcanza”, por eso los círculos virtuosos son siempre un gran desafío.
    Deseándote sigas obteniendo muchos logros más en ese loable empeño, propiciando aprendizajes, compartiendo experiencias. MUY BIEN PENSADO tu ejercicio de creación de contenido. MIL gracias.

    • Muchas gracias Humberto siempre por participar y compartirnos tu punto de vista. Soy un convencido de que el conocimiento colectivo es mucho más poderoso que el individual, así que gracias por hacer parte de la comunidad!

  5. Felicitaciones David!

    Llegar a 1000 artículos, en diversos formatos y con contenidos variados, es un ejemplo de constancia, disciplina y compromiso contigo mismo y, mucho más, con tu audiencia, prospectos y clientes.

    Celebro que hayas llegado a ese número tan importante, poco común por cierto entre muchos blogers, y que sigas en la búsqueda constante de compartir valor!

    Desde que te conocí, sigo tu labor, la de tu equipo y sabes que está el firme compromiso de poder sumarme en breve como coach de Bien Pensado.

    Por supuesto, como sabes que no puede ser de otra manera, brindo por muchos artículos más con lo mejor de mi tierra…vino de Mendoza! Salud!

    Abrazo!