Por qué la estrategia va antes de la táctica

Estrategia antes de la táctica

© dzm1try – Fotolia.com

Sus acciones tácticas (página web, redes sociales, correo directo, ferias, publicidad), no lograrán nada a menos que respondan a un norte definido. Por favor no despilfarre más dinero.

Muchas iniciativas de marketing no funcionan por no estar contextualizadas dentro de una estrategia; porque lo que funciona no es la táctica, sino la forma en que ésta ayuda a los objetivos del negocio. Sirven de poco si simplemente se arrojan como “bombazos” que esperan sacudir el mercado a ver si algo pasa.

La presión por hacer algo –cualquier cosa-, hace que muchos negocios dediquen enormes esfuerzos a participar en una muestra comercial, rediseñar su página web, crear y administrar su página de Facebook o pautar un anuncio publicitario, con resultados bastante precarios.

Estrategia antes de la táctica

Muchas compañías fallan en reconocer que el lado estratégico de la moneda (qué dice en su marketing, cómo lo dice y a quién se lo dice), es más importante que el vehículo táctico que utiliza para desplegar el mensaje. No confunda la táctica con la estrategia. La estrategia es el contenido que incluye en las tácticas.

No importa cuánto gaste en publicidad o en promociones, si no llega a la gente correcta con el mensaje correcto, está literalmente arrojando su dinero a la basura.

Si quiere desarrollar su negocio y obtener resultados extraordinarios, necesita desarrollar un marketing estratégico y un marketing táctico.

La diferencia entre marketing estratégico y marketing táctico

Marketing estratégico es la identificación y construcción de un mensaje claro de por qué usted o su empresa es una mejor opción para su cliente objetivo ideal. Qué resuelve mejor que los demás. Es construir el mensaje correcto para el mercado correcto.

Marketing táctico por otro lado, es todo lo que usa para comunicar este mensaje al mercado… los medios, su página web, su blog, su folleto de ventas. Todos son muy importantes, pero su plan táctico nunca será tan efectivo, a menos que haya creado un sólido mensaje estratégico.

Si tiene claro quién es su cliente objetivo ideal y cuál es el mensaje central de marketing que tiene resonancia en esas personas, definir los vehículos tácticos es mucho más sencillo. Ya sabrá qué medios o canales son más apropiados para llegar a ellos con este mensaje, y no se seguirá preguntando todos los años si vale la pena seguir participando en tal o cual feria.

Por qué la publicidad no funciona

En la mayoría de los casos, los pobres resultados son consecuencia de no tener un mensaje contundente y relevante y de no haberse concentrado lo suficiente en su mercado objetivo. Si tiene el mensaje correcto y le habla a la audiencia correcta en el momento correcto, la gran mayoría de las tácticas serán efectivas.

Usted necesita relacionar su posicionamiento con lo que es importante para su cliente objetivo ideal. Puede ser diferente y único, pero esto no importará si su producto o servicio no es valorado por sus clientes potenciales. Necesita saber qué problemas sus clientes están intentando resolver en sus vidas o negocios, o qué frustraciones enfrentan para enfocarse precisamente en eso.

Si puede asociar su mensaje en ayudarles en alguna de estas cosas, encontrarán valor en lo que usted ofrece y querrán hacer negocios con usted.

Deje de perseguir al cliente equivocado

Cuando requiera atraer nuevos clientes para su negocio, sólo invierta dinero en atraer más de sus clientes ideales. Uno de los principales errores que cometen muchas empresas es gastar esfuerzo y dinero en perseguir al cliente equivocado.

¿Ha visto que los caballos de carreras usan tapaojos en los costados? ¿Se ha preguntado por qué?

Según los entrenadores especializados, estos tapaojos mantienen al caballo enfocado en la carrera que tiene al frente, en lugar de ser distraído por las multitudes que gritan y ovacionan.

Por supuesto que no nos estamos comparando con caballos de carreras. Lo que extrapolamos es que debe claramente enfocarse en el tipo de cliente que desea atraer. De otra forma, será fácilmente distraído por las “multitudes” que creerá son también su mercado. Y esto diluye enormemente sus posibilidades de éxito.

La próxima vez que esté tentado a lanzar la idea táctica de la semana, pare un momento y pregúntese para qué, qué espera lograr y cómo contribuye a su estrategia.

Vea el video de la conferencia: Estrategia antes de la táctica

Artículos Relacionados

Autor de Yellow, Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “Por qué la estrategia va antes de la táctica

  1. Hola David, quiero saber si tienes algún modelo de plan estratégico online estandar, es decir que pueda aplicarse a cualquier empresa, un esbozo de cuáles son los lineamientos a seguir para desarrollar la presencia de marca en línea y conseguir clientes.

    Gracias!

  2. Y antes de la estrategia que? …….. El Direccionamiento Estratégico, si táctica y estrategia no están alineadas al direccionamiento estratégico, probablemente nada funcione.