«Primera necesidad» es algo diferente para cada uno

primera necesidad

En las próximas semanas, cada uno de nuestros países empezará gradualmente una transición hacia la reactivación económica. Poco a poco iremos incorporando nuevamente la gestión comercial en nuestros negocios.

Nos encontraremos clientes muy cuidadosos y bastante selectivos respecto de los productos y servicios en los que decidan invertir su dinero. Frente a este panorama, muchos negocios podrían pensar que al no vender cosas de primera necesidad, el panorama luce sombrío.

Sin embargo, la pregunta debe ser:

¿Para quién lo que usted vende es de primera necesidad?

Cada cual, según su propio prisma, ve la realidad diferente y decide qué necesidades quiere satisfacer. Las necesidades humanas no son solo fisiológicas. Necesitamos sentirnos bien con nosotros mismos, fortalecer nuestra autoestima, tener una indulgencia, disfrutar de actividades que nos hacen felices y nos dan un respiro dentro de la situación.

Cada uno define qué considera importante. No tome esa decisión por los clientes. Su negocio genera mucho valor. Ayuda a los demás en alguna dimensión de sus necesidades. Usted es el primero que tiene que convencerse de eso.

No hable de lo que vende, sino del valor que genera. Esté allí para sus clientes y los clientes estarán allí para usted.