Breve historia de las marcas: DuPont

Desde pólvora hasta materiales estériles y espaciales. Una historia legendaria sustentada en la investigación, la inventiva y la simplificación.

 

La historia de DuPont narra en buena parte la constitución y surgimiento de Estados Unidos como potencia mundial, casi que en su totalidad, como empresa, luego de las campañas independentistas, y revela el espíritu de lo que posteriormente se llamó el sueño americano.

Son pioneros en programas de ahorro para sus empleados, programas de seguridad industrial, en el desarrollo de medicinas y materiales que ahora son indispensables para la construcción y múltiples profesiones, y si bien, como todas las empresas que comenzaron a trabajar en el siglo XIX tienen historias no muy gratas para ser recordadas, sus desarrollos van más allá de ellas.

“DuPont Company, o E.I. du Pont de Nemours & Company, corporación estadounidense dedicada principalmente a la biotecnología y la fabricación de productos químicos y productos farmacéuticos”, como reza el documento de su constitución, fue fundada por Éleuthère Irénée du Pont (1771-1834) en Delaware en 1802 para producir pólvora negra y otros explosivos, como sus principales productos hasta el siglo 20, cuando comenzó a producir otros desarrollos químicos.

DuPont ahora fabrica una amplia gama de productos químicos industriales, fibras sintéticas, combustibles y lubricantes a base de petróleo, productos farmacéuticos, materiales de construcción, materiales de envasados estériles y espaciales, ingredientes de cosméticos y productos químicos agrícolas. Tiene plantas, subsidiarias y filiales en todo el mundo.

A DuPont le debemos del desarrollo de materiales como la Lycra, el Neopreno, el Nylon, el Vespel, el Teflón, el Plexiglás y el Kevlar entre muchos otros materiales que hacen parte de nuestra cotidianidad y sin los cuales no tendríamos productos que nos garantizan comodidad.

Este es otro de los ejemplos empresariales que denota eclecticismo, capacidad de innovar y cambio a lo largo de todo su recorrido. A continuación un breve repaso de cómo llegó a ser el gigante industrial que es hoy:

“Office of the DuPont Powder Works” 1910
Photo of the Hagley Museum and Library.

Canción del inmigrante

Eleuthère Irénée du Pont, llamado Irénée por su familia, compró 95 acres en el río Brandywine en 1801 y la familia du Pont, que emigraba a los Estados Unidos desde Francia, planea cómo comenzar a fabricar pólvora. Peter Bauduy, un amigo que vive en la comunidad francesa de Wilmington, se une a la compañía como socio. El negocio, llamado E.I. du Pont de Nemours & Co., comienza con US$36,000 en capital en 1802.

Para 1804 la primera pólvora du Pont estaría lista para la venta. Los barriles saldrían al mercado como “Brandywine Powder” y sus primeras ventas alcanzan los US$43.000.

En 1807 La fábrica registra su primera explosión y la seguridad se convierte en una prioridad. Los trabajadores debían usar zapatos sin clavos para evitar las chispas y se les hacía girar los bolsillos a la entrada para mostrar que no llevaaban fósforos. Una fábrica de pólvora de Connecticut toma el nombre de “Brandywine”, por lo que la marca registrada de la compañía se cambia a “DuPont”.

Planta Dupont Spruance 1929. Fuente Dupont.

Llega la guerra

Durante la Guerra de 1812, DuPont vende más de 1 millón de libras de pólvora a un promedio de 40 centavos por libra al gobierno de Estados Unidos. Las ventas alcanzaron US$148,597 unos de US$2 millones en la actualidad.

Para 1813 Irénée compra más propiedades para levantar nuevos molinos de pólvora. Adicionalmente este año introduce para los empleados un plan de ahorro de la compañía, donde pagaban el 6% de más en cuentas de US$100 o más.

Cinco años más tarde cinco molinos explotan y destruyen la mayoría de las operaciones de DuPont. Tras la explosión, Irénée comienza a reconstruir. No se produjo polvo durante un año en la sección superior del molino de polvo. Antes de su muerte en 1834 dejaría a cargo de la compañía a sus hijos, quienes la reciben como si nada hubiese pasado para luego constituir una nueva sociedad de negocios.

Llegan los años 50 y la demanda de pólvora y explosivos durante la Guerra de Crimea y la Fiebre del Oro de California es sólida. Entre 1850 y 1855, las ventas aumentan a una tasa promedio anual del 22 por ciento.

A partir de 1857 la empresa a empieza a recibir patentes y es así como Lammot du Pont, el hijo de Alfred y el químico de la compañía, obtiene la primera para el nitrato de soda. Se utiliza como sustituto del salitre en la fabricación de pólvora.

Diez años después de la Guerra Civil estadounidense, donde DuPont participó activamente, la compañía comienza a comprar tierras que le interesaban a polvorerías rivales, incluyendo California Powder Works, su gran competidor.

Fabrica Orlón 1950. Fuente Dupont.

Escisión con la guerra: Llega la inventiva

Para 1904, como un subproducto de su fabricación de explosivos, DuPont comenzó a producir una nitrocelulosa especial para lacas, acabados de cuero, etc.

La empresa se expandió a la fabricación de plásticos de nitrocelulosa en 1915, y la compra por parte de DuPont de varias empresas en 1917 agregó líneas de productos como colorantes, pinturas, ácidos y químicos pesados.

Su historia de creación de polímeros sintéticos convirtió a DuPont en un líder mundial en el desarrollo de polímeros comerciales.

DuPont introdujo el caucho sintético de neopreno en 1931 y el de nylon en 1938. Algunos de los materiales sintéticos más conocidos desarrollados por DuPont incluyen el poliéster Lucite, Teflón, Lycra, Orlón, Mylar, Kevlar, Tyvek y Dacrón.

Luego de su nueva participación en la Segunda Guerra Mundial, y aquí resulta bueno aclarar que esta empresa se especializó en una línea de desarrollos bélicos derivó estos esfuerzos en productos como los antes mencionados, y ha logrado estos avances gracias a la investigación que hace alrededor de dicho campo.

Si bien, se podría llegar a cuestionar su trabajo sobre ciertas áreas, es indudable que los beneficios logrados en el campo de la química han catapultado a la empresa y el desarrollo de medicamentos como el SYMMETREL, usado contra la influenza, que más tarde se utilizaría para tratar la enfermedad de Parkinson.

DuPont creó materiales que fueron esenciales para el programa espacial Apollo. Los astronautas en la misión de Apolo II caminan en la luna. Llevan trajes de protección que tienen 20 capas que contienen materiales hechos por DuPont, durante los años sesenta y setenta.

Analizador clínico automático. Fuente Dupont.

Diversificación para crecer

En la década de 1980, DuPont adquirió Conoco, Inc. (Continental Oil Company; escindida en 1998), en lo que fue la mayor fusión de la historia corporativa en su momento. Se realizaron fusiones adicionales en el esfuerzo de DuPont para diversificar aún más. En 1986, la compañía presentó sus alfombras Stainmaster resistentes a las manchas, que pronto fueron la marca de alfombras más vendida en los Estados Unidos.

DuPont ingresó al mercado mundial de semillas en 1999 con la adquisición de Pioneer Hi-Bred International, el primer productor comercial de semillas híbridas de maíz. DuPont se convirtió posteriormente en uno de los mayores productores de plantas híbridas y genéticamente modificadas del mundo.

Para la entrada de la década del 2000 DuPont anuncia que venderá o escindirá sus negocios de nylon, poliéster y lycra para fines de 2003 y celebra su 200 aniversario el 19 de julio.

En octubre de 2001, la compañía vendió su negocio farmacéutico a Bristol Myers Squibb por US$7,798 mil millones.

En 2002, la compañía vendió el negocio de Clysar (R) a Bemis Company por US$143 millones.

En 2004, la compañía vendió su negocio de textiles, que incluía algunas de sus marcas más conocidas como Lycra (Spandex), poliéster Dacron, acrílico Orlon, nylon Antron y Thermolite, a Koch Industries.

En 2011, DuPont fue el mayor productor de dióxido de titanio del mundo, que se usa principalmente como pigmento blanco utilizado en la industria del papel.

DuPont también expandió su negocio de alimentos con la adquisición de Danisco, una compañía de ingredientes alimentarios y enzimas, con un valor de 5.800 millones de dólares.

La empresa cuenta con 150 instalaciones de investigación y desarrollo ubicadas en China, Brasil, India, Alemania y Suiza, con una inversión promedio de US$2 mil millones anuales en una amplia gama de tecnologías para muchos mercados, incluyendo agricultura, características genéticas, biocombustibles, automotriz, construcción, electrónica. Productos químicos, y materiales industriales y emplea a más de 10,000 científicos e ingenieros en todo el mundo.

Ideas de negocios aprendidas del modelo DuPont

Para empezar se debe aclarar que durante la historia que acabamos de resumir, DuPont ha enfrentado cientos de problemas que en su momento llevaron a pensar que la empresa desaparecería o que dejaría de operar en buena parte. Sin embargo, gracias a una serie de movimientos la empresa siempre salió adelante.

DuPont llegó a tener 300 firmas externas, lo que era abrumador de manejar. Entonces el primer paso de este gigante fue simplificar su panel de colaboradores foráneos basados en:

  • Asociarse estratégicamente en acuerdos de tarifas alternativas.
  • Mayor eficiencia y resultados.
  • Tecnología para impulsar la colaboración.
  • Contratación de retención y diversidad.

Ahora bien, el modelo propuesto por DuPont se basa en tres ejes que atraviesan los negocios de la compañía y que resumen expertos más o menos de la siguiente manera:

Invertir en una red dedicada de proveedores: Al invertir en un grupo pequeño de empresas que comparten su visión de usar la tecnología para lograr mayor colaboración DuPont pudo asegurar una mayor responsabilidad e inversión de parte de los socios. En otras palabras, cuanto más invirtieron en un grupo más pequeño de empresas, que compartían sus objetivos similares, tanto mejor y más dedicadas estaban esas empresas a atender sus negocios. La estrategia finalmente ayudó al equipo de DuPont a hacer crecer su negocio.

Considerar la posibilidad de personal alternativo: Al identificar y poner a los asistentes competentes a cargo de dirigir varias áreas, durante algunos procesos, el equipo de DuPont pudo ahorrar millones. Por no hablar, de empoderar a profesionales talentosos para que tuvieran una mayor participación en el negocio. Como resultado, la utilización paralela de personal en DuPont se amplió y profundizó.

Utilizar los logros como una guía de rendimiento: Al realizar un seguimiento de los logros de empresas externas, el equipo de DuPont pudo gestionar mejor las empresas y celebrar a quienes brindaron un mejor servicio a sus negocios. Esto ayudó DuPont a tomar decisiones comerciales basadas en los resultados del trabajo e identificar claramente qué empresas estaban más comprometidas con el avance de la empresa.

Lo anterior es un resumen de análisis realizados al modelo DuPont, ya durante siglos, y que le han permitido sobrevivir, moverse, innovar y desarrollar durante más de 200 años.

Artículos Relacionados

    Periodista, investigador económico y colaborador de Bien Pensado. Historiador, escritor y autor de novelas (El Instalador-Manual de Levitación Magnética) y cuentos de ciencia ficción (Relojes que no marcan la misma hora) y género negro. Cofundador del movimiento literario Las Filigranas de Perder. Ha estado vinculado a distintos medios periodísticos, y cree profundamente que la historia de una sociedad se transforma reconstruyendo su imaginario a partir de nuevas propuestas narrativas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    3 thoughts on “Breve historia de las marcas: DuPont