Ejemplo de reinvención: hamburguesa con juego familiar incluido

Hamburguesa con juego de parqués La Provincia

Hamburguesa con juego de parqués La Provincia

Los detalles que enamoran se tratan de sorprender, causar una grata impresión y enviar un mensaje diferente. Cuando entendemos que no se trata de lo que vendemos, sino de cómo lo vendemos, reconocemos el valor en las pequeñas pero significativas cosas.

Un empaque es mucho más que un contenedor físico, es un mensajero que expande la percepción del producto. Es un complemento de la experiencia y una herramienta para generar emociones. Desde los juegos en el reverso de las cajas de los cereales hasta las latas decorativas de té o pasteles, la creatividad en el empaque es un componente fundamental de la propuesta de valor.

Hamburguesa con juego familiar incluido

El restaurante de comidas rápidas La Provincia en la ciudad de Ocaña (Colombia) rediseñó los empaques de sus hamburguesas para enviar un mensaje a sus clientes: un juego para compartir en familia. Tanto el parqués como las serpientes y escaleras  vienen con las fichas y los dados para disfrutar de inmediato.

La idea, según me compartió Angela Rodríguez: «Queremos que volvamos a los viejos tiempos en donde las familias se reunían en el comedor no sólo a comer sino a jugar. Y es que la emoción de sacar pares en los dados, de correr y estacionarse en Salida o Seguro de matar una ficha del contrincante no se puede transmitir a través de la virtualidad. Es hora de apostar por la unión familiar y en @laprovincia_ocana quisimos sumar nuestro granito de arena con nuestros nuevos empaques que además de amigables con el medio ambiente, te regalaran un rato agradable con los que amas».

Hamburguesas La Provincia obsequio parquésSerpientes y escaleras  Parqués

El empaque también funciona como caja de regalo para fechas especiales:

Empaque de regalo  Empaque dia de la madre

¿Puede sorprender con sus empaques?

Independiente de que se encuentre en el negocio de comidas rápidas, repuestos automotrices, seguros o educación, cómo puede sorprender con sus «empaques». Si vende un intangible, ¿cómo está «productizando» sus servicios?, y si vende productos físicos, ¿cómo puede amplificar la experiencia?

El principio es el mismo. La gente compra mucho más que un producto o servicio, compra una experiencia con todo lo que esto conlleva. Siempre hay formas de hacer las cosas más atractivas, más amables, más sencillas, más divertidas y más relevantes para nuestros clientes. ¿Qué más puede hacer para sorprender?