Por qué perder suscriptores no le debe quitar el sueño

Perder suscriptores no le debe mortificarComo buen profesional del marketing de contenidos, ha construido juiciosamente una base de datos de personas interesadas en su atractiva información.

Y para responder a las expectativas de sus suscriptores, se esmera en enviar periódicamente información de valor a su lista de correo electrónico. Cada semana, quincena o mes comparte aprendizajes, noticias, ideas y demás cosas que considera serán de utilidad para su comunidad.

Sin embargo, pese a todo el empeño que pone, al tiempo que le invierte y su genuino interés de compartir cosas de valor, algunas personas se dan de baja. Incluso algunos, pese a que se suscribieron voluntariamente, marcan su correo como spam.

Y lo siente como una cachetada, se lo toma personal. Se mortifica cada vez que pierde un suscriptor.  Y por supuesto, no es que no le deba preocupar en absoluto, pero definitivamente no es algo que le deba quitar el sueño.

A medida que su lista crece, es inevitable que pierda algunos suscriptores

Es completamente normal.

Y no significa que lo esté haciendo mal. Hay muchas razones por las que una persona se puede dar de baja de su lista, pese al gran esmero que usted pone en enviar información de valor. Y no se trata de algo personal.

Incluso en algunos casos, no sólo no debe preocuparse, sino que debe celebrarlo. Perder un suscriptor no siempre es algo negativo.

No eran su audiencia objetivo y jamás iban a ser sus clientes

El email marketing se basa en un intercambio de beneficios o al menos, expectativas de beneficios. Usted construye, recopila, adapta y comparte información de valor para su audiencia, con el fin de que algunos de sus suscriptores puedan interesarse (ahora o en el futuro), en adquirir algún producto o servicio que usted ofrece.

Envía información gratuita a cambio de la oportunidad de promover profesionalmente su negocio.

Sin embargo, habrá algunas personas que sólo querrán la información gratuita y les molestará una invitación a comprar. Es decir, hay personas que se darán de baja porque intentó venderles algo.

Estas personas quieren obtener su valioso contenido gratuito, pero se incomodan cuando les hace una oferta relevante para comprar lo que permite mantener su negocio como un negocio.

Usted quiere menos de estas personas en su lista. Cada vez que alguno se da de baja es algo para celebrar. Una persona menos que quiere que usted sólo trabaje gratis es algo bueno.

Perder suscriptores no calificados le ahorra dinero

Perder el tipo de suscriptor que no está interesado en su información le ahorrará dinero.

La gran mayoría de plataformas de email marketing cobran de acuerdo al número de suscriptores que tenga en su lista. A mayor número de personas, mayor el valor que deberá pagar.

De esta manera, cuando personas no interesadas se dan de baja, está aligerando el peso y manteniendo una lista de calidad. Menor cantidad de personas pero más interesadas, aumentará sus tasas de apertura y la efectividad de sus mensajes.

Cuando personas no calificadas se dan de baja voluntariamente le están ahorra dinero. Ya no estará pagando por enviarle correos a gente que no está interesada en su contenido y que nunca le van a comprar.

Los gustos cambian con el tiempo

También hay personas que en el momento que se suscribieron a sus correos, tenían un proyecto específico en mente, estaban explorando una idea, planificando un negocio o simplemente estaban interesados en conocer más sobre su tema.

Pero los gustos cambian, los intereses se modifican y esto no significa que su información no sea relevante. La gente cambia de trabajo, se muda de ciudad o país y evoluciona a lo largo de su vida. Nos apasionamos por nuevas cosas y nos desinteresamos por otras.

Una mamá, al saber que está embarazada, querrá recibir los valiosos correos semanales que le cuentan la evolución del bebé, cómo crece cada semana, qué órganos se van formando, etcétera, etcétera. Sin embargo este correo de infaltable lectura, después de dar a luz ya no será relevante.

Vendrá nueva información, hasta que llegará el momento en que a medida que crezca el bebé, el interés se desvanecerá. Y es completamente normal.

Lo que no significa que deba relajarse

Si respeta y cuida su base de datos como un profesional de marketing serio, responsable y ético, no tiene que perseguir u obligar a cada persona para que se suscriba, y mucho menos, angustiarse por aquellos que se dan de baja.

Mantener a todo el mundo contento es simplemente imposible. Tratar de satisfacer a todos es la fórmula para el fracaso. Su trabajo no es tratar de complacer a todo el mundo, es hacer el mejor esfuerzo para brindar información de valor y generar confianza en su audiencia objetivo.

Enfóquese en enviar contenido de calidad regularmente, no se promocione en exceso, no abuse de sus suscriptores y mantenga un adecuado balance entre contenido y promociones relevantes.

Si su lista está permanentemente creciendo (así sea poco) y está reteniendo más gente de la que pierde, está en el camino correcto.

Autor de Yellow, Detalles que Enamoran, Bueno, Bonito y Carito, El día que David venció a Goliat y Facebook Toolbox. Antes de fundar Bien Pensado trabajó para compañías como Coca-Cola, DuPont, Avery Dennison, Varta Rayovac y el Grupo Latino de Publicidad. Administrador de Empresas, Especialista en Psicología del Consumidor y MBA. Colombiano, lector compulsivo, testarudo por naturaleza y optimista por convicción. www.DavidGomezGomez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Por qué perder suscriptores no le debe quitar el sueño

  1. Hola David, mil gracias por este post. Muy oportuno. Es un tema que a veces me trasnocha, porque me desgastaba pensando más en los que se iban que en los que llegaban.