Aprendiendo de los grandes: Cuando la televisión fue mejor que el cine

El negocio de la televisión se atrevió a cambiar el paradigma y nos mostró cómo la osadía es una de las mejores herramientas diferenciadoras.

Lograr el cambio en un paradigma: planee, consulte, revise, calcule y arriésguese como lo hicieron los ahora grandes de la televisión que compiten con la industria cinematográfica.